Voluntariado en El Hogar ProVegan

Me llamo Laia y soy voluntaria del Santuario desde octubre de 2012, justo después de asistir al curso de voluntarios.
Supe la existencia del Hogar a raíz de mis compañeros del Partido Animalista – PACMA, del que soy afiliada y llevo la parte de logística y material.
Cuando me enteré de que había un Santuario de esas características, yo no vivía aún en Madrid pero me iban a trasladar por trabajo en los meses sucesivos, así que cuando definitivamente estuve instalada, envié un email para informarme de cómo ayudar.

Después del curso, todo ha ido rodado. He ido yendo los sábados regularmente (menos un par de épocas breves en las que por motivos de salud no he podido ir) hasta hoy, que sigo subiendo los sábados y si no es posible, los domingos.

Estar en el Hogar es como estar en el paraíso y con ello no pretendo hacer la pelota. Es simplemente porque así me siento cuando estoy allí rastrillando la finca, cambiado la paja de las gallinas, limpiando el porche, ayudando a ordenar el almacén, dándole besos a Flor, persiguiendo a Clara para que me deje hacerle mimos, hablando con Freedom que siempre tiene algo que contar…

Es imposible estar triste en el Santuario por muy cansada que esté o por mala que haya sido la semana laboral, estar rodeada de la gran famíiia que es El Hogar, hace que te olvides de tus problemas.
Al fin y al cabo, mis problemas son derivados de mi vida humana, y al lado de lo que han sufrido los habitantes antes de llegar allí, son absolutas nimiedades.

Si quieres ser feliz, comparte tu tiempo con los habitantes de El Hogar Animal Sanctuary. Al final, el día que no subas, les echarás de menos.

laia

 

 

Si tu, como Laia, quieres ser voluntaria en EHP y ayudarnos a cuidar del santuario y toda la familia, escríbenos: [email protected]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

//]]>