Úteros en venta

Captura de pantalla 2015-06-21 a la(s) 21.41.20

Violar es abusar sexualmente de alguien y disponer de su cuerpo contra su voluntad. Aunque cuando pensamos en ello imaginamos a una víctima concretamente humana, la violación es una agresión que sufren las hembras de todas las especies de forma constante.

La inseminación forzada es una práctica habitual en las granjas, y dependiendo de la especie se utilizan distintos métodos.  Una práctica habitual para embarazar a las vacas y las cerdas, es introducir una especie de pistola a través de la vagina hasta el cérvix, mientras el animal permanece atrapado en una manga de compresión o callejón cerrado, o inmovilizada en una jaula de gestación.

inseminación

Los llamados “animales de compañía” tampoco se libran de estos abusos, pues como la cría de perros puede ser un negocio lucrativo, es necesario someterles a una reproducción forzosa. El potro de montas es una herramienta muy utilizada para inmovilizar a las hembras mientras son montadas por el macho.

perros

Permitir que estas cosas sucedan y mirar hacia otro lado, nos hace cómplices de una cadena de abusos que violenta a los animales desde que nacen hasta que mueren. Romper esta violencia y exigir respeto, además de una obligación moral, es el único camino posible hacia una sociedad justa y equilibrada.

El cambio está más al alcance de la mano de lo que la mayoría piensan. Sólo hay que decidir NO formar parte de un proceso que agrede a otros individuos. NO comprar animales, NO criar, NO vender. Y además, NO consumir productos que provengan de ellos, de su maltrato y de su dolor.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

//]]>