Unas navidades mejores que las demás

Llegaron las navidades y como cada año, hay mucho bueno pero también mucho malo.

Mucho bueno: Paz, amor y buenos deseos entre humanos. Reuniones de amigos, familiares, veladas alegres y cenas majestuosas…

Y como cada año… miles de animales denominados de consumo son asesinados para llenar nuestros platos.

¡Esto no hay quien lo suavice!.  Intento no ser cortante con mis palabras, intento no dañar al lector ni hacerle sentir culpable… pero sólo el recordar como están las carnicerías, los hipermercados… llenos de cadáveres de bebés de cabritillo, cochinillo, de pescados asfixiados entre el hielo, mariscos sin vida haciendo montañas de muertos…

Y nosotros, los humanos, compramos, encargamos, pagamos a la gente que les quita la vida, la empaquetan y nos la sirven limpita. Sin pelo, plumas, vísceras… nada que nos recuerde que ese trozo de carne fue un animal.

Quizás un cabritillo que apenas nació fue separado de su madre, que lloró asustado y hambriento durante horas en la oscuridad, muerto de frío y con el cordón umbilical todavía pegado.

Quizás alguien lo cojió bruscamente de la patita y lo puso boca abajo.

Afiló el cuchillo mientras gritaba el cabritillo.

-¡No!, este no lo mates. Este lo quieren vivo.

Es para el hijo de Mercedes, la mujer del primo del jefe. Es de esos que  no comen carne y se lo quieren regalar pero vivo.- Ya ves tu que querrán hacer con el animal, estos jóvenes no saben ya que inventar-.

Quizás esta voz sonó en los pasillos de una granja de explotación industrial, y un solo cabritillo, entre miles que iban a degollar, salvó su vida.

*****************************

Soy Marcos, un chico de lo más normal, llevo estetica punk lleno de parches pro derechos de los animales.

Curro por dinero para poder vivir en este mundo de locos. En los ratos libres los paso en manifestaciones para cambiar y mejorar algunas cosas de la sociedad y sobre todo, me podéis encontrar en el Santuario de animales donde soy voluntario.

Este año hemos trabajado duro para construir parques donde poder alojar a los animales.

Y desde que vi este lugar, hace ya casi un año, guardé una meta, o más bien un secretillo que me dio fuerzas y mucha ilusión en poner cada madera, levantar cada valla. Dejar de salir por las noches como cualquier chico de mi edad, para pasarme los días trabajando duro y levantar estas casitas, que hoy, por fin, se pueden ocupar.

Todos los años por navidad, mi familia y yo discutíamos por el mismo motivo: Nos traían del pueblo un cordero o cabritillo para cenar en noche vieja.

Después de intentar razonar para cambiar el menú, por hacerles entender que yo no me podía sentar en la mesa junto a un cadáver de un animal, y menos aún hincarle y cortarle con cubiertos para luego tragarme su carne. Acababa frustrado y sólo en mi habitacion.

Todos los años igual…

¡Menos este, este tenía un plan!

Yo no quiero regalos, mamá, . YO no pido nada para mi. No quiero dinero sólo os deseo que me dejéis cocinar en noche vieja. Yo prepararé un menú que todos podamos comer. Un menú vegano, Sin animales en los platos.

Y el regalo que cada año nos trae el tío Tomás, por favor, que nos le traiga vivo. Que no mate a ese cabrito.

Ya he hablado con la gente de EHL y lo vamos a acoger en el santuario.

Este será mi mejor regalo-

Mi familia comprendieron al ver caer mis lagrimas tan silenciosas y desconsoladas, que mi corazón estaba casi partido. Cada año una rajita más y este año ya no podría soportarlo. Y supongo que ellos tampoco, cada año una cena de reproches y peleas.

  • Si quieres formar parte de su vida, adoptarlas y darlas un hogar seguro y responsable:

[email protected]

635120868 / 619932338

  • Si te solidarizas con su dolor, si quieres ayudarlas y ayudarnos a rescatar a mas animalitos como Jana y elenita, puedes amadrinarlas o hacerte [email protected] de EHL.
  • Con tu ayuda salvamos vidas

[email protected]

633266714

www.elhogardeluci.org

cabri


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

//]]>