Una familia feliz

Alegría hace honor a su nombre. Lleva en su cuerpo y en su memoria
las huellas de muchos partos y muchos hijos arrebatados al poco de
nacer. Ahora, por primera vez en su vida, tiene la oportunidad de experimentar
aquello que por ley natural tenía derecho a disfrutar, pero que los humanos le robaron: ver crecer a su cría, amamantarle apaciblemente bajo el sol, enseñarle
a conocer la naturaleza, a comer heno y hierbas o simplemente dormir juntos y
darle el calor de su cuerpo.
Marco y Barry iban a morir estas navidades, pero alguien se cruzó
en sus caminos y les miró a los ojos, y supo que tenía que ayudarles. Hoy
descansan y viven juntos como una familia que se quiere.
Ambos, y la mamá Alegría, son la esperanza de que un cambio es posible. Por un mundo mejor, haz la conexión.

familia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

//]]>