Una familia de ocas

El “foie” es el hígado de las ocas engordado de forma artificial y exagerada. ¿Cómo se consigue? Se las alimenta forzosamente introduciéndoles un tubo por el pico de unos 40 cm de largo para que llegue hasta el estómago. De este modo en unas semanas su peso aumenta al triple de lo que sería normal.

La comida que se les obliga a ingerir está compuesta de pienso y grasa que suele ser de cerdo. La cantidad es el equivalente a una ración de 12 kilos de pasta al día en un humano.

Esta operación tan cruel y dolorosa para las ocas se realiza varias veces al día. Más a menudo cuanto más cerca está el día en que se le dará muerte, La lenta agonía que sufre, encerrada e inmovilizada es de las más crueles que ha permitido la industria alimentaria y la “cultura” gastronómica. También se hace con patos y gansos.

El hígado enfermo y deformado de un animal que ha padecido un tormento durante semanas, se prepara como alimento por los más reputados chefs del mundo.

16 semanas de agonía de un ser vivo frente a 5 segundos de sabor en la boca.

Cualquier comida a costa del sufrimiento de otros animales es un alimento de injusticia e inmoralidad.

En California, EE.UU. se ha prohibido su venta y su inclusión en la carta de restaurantes. ¿No es ésta una solución más ética? ¿No se merecen humanos y resto de animales una condición de hermandad que evite que causemos dolor a otros sabiendo que está en nuestra elección evitarlo?

ocas

Los demás animales, como nosotros, los humanos, sienten el dolor, se defienden de él con sonidos y con expresiones físicas que indican su padecimiento. Si pudieramos verlas e interpretarlas, nos llenarían de piedad sus pobres vidas, seríamos incapaces de pasar de largo y no aliviarles el sufrimiento, empatizaríamos con él. Nunca nos los comeríamos.

No sólo por su hígado y su carne, sus plumas se usan como relleno en almohadas, endredones y otros complementos textiles del hogar.

Su cría proporciona un beneficio diversificado y la industria lo aprovecha.

Cómo se les arrancan las plumas, estando aún con vida es otro capítulo de la crueldad con los animales que debería ser repudiado por todos negándose a comprar ningún textil hecho con el producto de este sacrificio.

La vida de un animal es la vida de alguien. De un ser para quien conservarla es importante.A ellos les importa, como te importa a ti la tuya.

Antes, un producto de consumo. Ahora, 6 individualidades más que serán tratadas con amor y respeto en un lugar apropiado para ellas. Podrán vivir y crecer con todo el entorno a su favor, sin ser obligadas a nada que su biología no active. En El Hogar de Luci, tendrán su nueva casa, su nueva existencia feliz.

¡Bienvenidas, Katie, Rachel, Natalie, Paula, Malcom y Caroline!. Estábamos deseando empezar una nueva historia de amor con vosotras!.

Si no te parece correcto explotar y asesinar animales, si crees que es tarea de todos cambiar la situación tan injusta que los humanos les hacemos vivir. Colabora en este cambio de consciencia. Hazte voluntario, socio o apadrina a un habitante de El Hogar, hay mil formas de colaborar y entre todos podemos hacerlo posible.

[email protected] – www.elhogarrdeluci.org

(Si quieres saber más sobre las granjas de ocas y la producción de foie gras, te recomendamos que consultes la reciente investigación de Igualdad Animal en https://www.granjasdefoiegras.org/)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

//]]>