Un miembro de otra especie llega a la familia

chiqui

Introducir un nuevo miembro a la familia y de otra especie, es algo que hace mucha ilusión a los más pequeños de la casa, por eso, a veces, se plantea la adopción en Navidad. Sin embargo, ésta quizá no sea la mejor opción.

Por un lado, porque es mejor meditarlo bien y que sea toda la familia la que tome la decisión, ya que este nuevo miembro supone una gran responsabilidad y, como tal ha de verse. Presentándolo como un regalo, se ayuda a que se le cosifique y son asociaciones negativas que debemos evitar.

Por otro lado, la llegada a casa de este nuevo miembro debe ser lo más tranquila posible para favorecer su adaptación. Las Navidades suelen ser fechas de mucho movimiento en las casas, así que sería mejor esperar a que pasen.

Nosotros os proponemos que, si estáis decididos a adoptar, pongáis  regalos para el nuevo miembro que esta por llegar; como una camita, un bebedero, un comedero, juguetes, dinero para sus vacunas, etc… Todo esto ayuda a preparar su llegada, involucra a todos y alimentar la ilusión de los más pequeños de la casa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

//]]>