Tres vidas salvadas

conejos1
Tres bebés iban a morir en jaulas. Malvivían hacinados, llenos de parásitos, enfermos y desnutridos.
Junto a ellos, cientos de conejos aterrorizados esperaban también el momento de su triste final.
Daphne, Malala y Tom son nuestra esperanza para concienciar a la sociedad mostrando la realidad que sufren millones de animales inocentes, objetos de un tráfico despiadado por parte del ser humano.Vive con ellos otra realidad mucho más conmovedora.
De las jaulas al santuario.
Aquí comienza la verdadera historia de su vida.

 

Tom

Tom

Este pequeñajo curioso es Tom.
El nombre de Tom Regan, se lo hemos puesto en homenaje al filósofo norteamericano especializado en la Teoría de los Derechos Animales, autor de cuatro libros sobre la filosofía de los Derechos Animales, incluido “The Case for Animal Rights”, un estudio que ha tenido una influencia significativa en el moderno movimiento de Derechos Animales. En sus libros, Regan defiende que los animales no humanos son lo que él llama “sujetos de una vida” (subjects-of-a-life) en el mismo sentido que lo son los humanos, creemos que un nombre es muy importante y es el homenaje que queremos dar a la gente que lucha por las injusticias sociales. Puedes leer una interesante entrevista AQUÍ 

 

daphne

Daphne

Ella es Daphne, y su nombre es un homenaje a una gran activista por los derechos animales.
Daphne Wain luchó contra los explotadores de animales y a favor de los derechos de los mas débiles desde muchos frentes hasta que un camión que traficaba con animales vivos la atropelló deliberadamente dos veces, causándole daños irreversibles en su cuerpo.
A pesar de haber perdido la memoria por el accidente, nunca perdió el amor inmenso que sentía por los animales y fundó junto a su marido un santuario de animales increíble en Inglaterra, donde cientos de animales han salvado la vida y tenido la oportunidad de envejecer junto a ellos.

 

Malala

Malala

Malala tiene encephalitozoon cuniculi,un parásito interno muy grave que podría haberla matado.

Afortunadamente la estamos tratando a tiempo, y aunque posiblemente no se recupere del todo, podrá hacer una vida normal y ser feliz el resto de su vida.

Esta pequeña toma su nombre de Malala Yousafzai, joven paquistaní que con solo 17 años ha sido la activista más jóven en recibir el premio Nobel por su lucha inquebrantable a favor del derecho de las niñas a recibir una educación. Por enfrentarse a la sociedad, con 15 años, sufrió un atentado que casi le costó la vida y requirió varias operaciones para reconstruir su cráneo.
Lejos de amedrentarse, nueve meses después, Malala emitió un discurso público y con voz firme aseguró: “Pensaron que las balas nos iban a silenciar, pero fracasaron. Pensaron que iban a detener mis ambiciones pero nada cambió en mi vida.
Los extremistas tienen temor de libros y plumas. Tienen temor de las mujeres. Vamos a levantar nuestros libros y plumas. Son nuestras armas más poderosas”

Si quieres formar parte de la vida de Daphne, Malala o Tom, puedes amadrínarles y conocer todas las experiencias que vivirán día a día. Escríbenos [email protected]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

//]]>