Tacho, la gatita que sobrevivió a un accidente

Esta gatita fue abandonada con su hermanita y desde el Santuario vimos como ambas fueron atropellas.
Cuando fuimos había sangre por todas partes y un cuerpito. El otro nunca lo encontramos.

Y pasó el tiempo, y olvidamos ese disgusto.

Y un día apareció en el parque de las aves una bolita negra, de grandes y tímidos ojos verdes.

Se ocultaba debajo de unos palets y apenas salía ni para comer.

Era Tacho.

La pobre gatita estaba sola, aterrorizada y cojita.

Intentamos ganarnos su confianza pero la gatita era muy tímida. Estuvo casi un mes debajo de los tablones y comprendimos que así no podía continuar. Ya empezaba el frío y las lluvias y la pobre es sólo un bebé.

Al final una compañera nos trajo una jaula-trampa y con algo de comida, la pobre gatita calló a la primera.

La hemos tenido en la zona de cuarentena junto a minúsculas gallinitas que la hacían compañía.

Parece su destino, compartir espacio con aves, como cuando estaba solita debajo de los palets.

La gatita Tacho es tan buena que a nadie bufa, solo quiere estar, en un rincón, tranquilita jugar y comer, y tímidamente dar rienda suelta a sus ganas de jugar y aprender.

Hoy una voluntaria que es muy amorosa y tiene un don especial para sociabilizar, la ha acogido para curar su alma, calmar su miedo y cambiar esa triste mirada.

Pronto estará recuperada y daremos con esa familia especial que anda buscándola sin saber que ya está, que Tacho es la hija que buscaban.

Si quieres conocerla, ayudarla, darla un hogar y que sienta  ella también podrá tener una mamá.

Si quieres darla ese apoyo, cuidarla toda su vida y que ella te llene de alegría:

[email protected] Marta: 692 165 303 / Elena: 635 120 868

Si te solidarizas con su dolor, si quieres ayudarla y ayudarnos a rescatar a más animalitos como Tacho,

puedes amadrinarla o hacerte [email protected] de EHL.

[email protected] – 626063469

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

//]]>