Positivas

Son Claudia y Galita, dos preciosas gatas, llenas de vida y encantos. Tienen un sedoso pelo, patitas con dedos y uñas, unos ojazos que enloquecen y ganas de andar, correr, jugar, atrapar objetos, saltar y disfrutar.

Un virus que debilita el sistema de defensa contra enfermedades se ha instalado en su sangre y por ese motivo corrían peligro de muerte, no por el daño de la enfermedad, sino porque ante el temor a que contagiaran a otros gatos, las desahuciaron. A Claudia de una protectora, a Galita de una casa en donde había otro gato. Rescatadas ambas de las calles peligrosas, se encontraron este nuevo obstáculo en la vida.

Se conoce como leucemia felina, una enfermedad que a menudo se presenta sin síntomas, de la que el gato puede ser sólo portador o incluso puede llegar a combatirla fortaleciendo su sistema inmunitario. Es contagiosa. A través de la saliva principalmente, se contagia de unos gatos a otros por eso se evita juntar a gatos con leucemia con los que no la tienen.

¿Crees que deberían morir por eso? ¿Deberíamos privarles de una vida llena de aventuras y sorpresas porque su sangre está “acelerada”?

No. Absolutamente no.

Los gatos con leucemia llevan una vida normal, todas sus funciones biológicas son normales, no presentan ninguna patología en la mayoría de los casos, no tienen ningún dolor ni función atrofiada o en mal estado. Cuidándolos, protegiéndoles de infecciones, siguiendo las recomendaciones y medicación del veterinario si se ponen enfermos, llevan una vida normal que puede alargarse muchos años.

Dos lindas juguetonas que inician una vida en EHL, cuidadas y atendidas, rodeadas de amor y respeto. Estarán en compañía de otros gatos “acelerados” como ellas. Disfrutarán su vida con plenitud hasta que su cuerpo aguante, como las estrellas de rock de gira.

Si crees que todos los animales tenemos el mismo derecho a poder vivir nuestras vidas, si los enfermos o positivos a cualquier enfermedad tienen que ser alojados no desahuciados, ayúdanos con este proyecto de un Hogar para todos, porque todos somos iguales, y todos queremos vivir.

Si apadrinas a Claudia o Galita estarás ayudando a poder darles una vidas llena de placeres.

gat

[email protected]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

//]]>