Pitbulls: cuando la mala fama destroza vidas

¿Cuál es la primera raza que te viene a la mente al oír “perro peligroso” o “PPP”? Lo sé, un pitbull. Los pitbull están sufriendo una injusta fama y condena que nada tiene que ver con su verdadero carácter. ¿Sabías que durante más de un siglo los pitbull ocupaban un lugar en todos los hogares en los que vivían niños? Sin importar la clase social, toda familia con hijos confiaba en esta raza para cuidar de sus pequeños, hasta el punto de ser conocidos como “perros niñera”.

 

El carácter dulce, paciente y protector de los pitbull les hicieron merecedores durante más de cien años de la confianza plena de los humanos, que dejaban a su cuidado y sin más vigilancia a sus hijos pequeños.

De hecho, los pitbull son la segunda raza de perros más templados y pacientes, sólo por detrás del golden retriever, tan reconocidos por su bondad, paciencia y fidelidad. Los pitbull son también perros fuertes, valientes y leales.

Tanto, que el ejército de EEUU los eligió como “perro soldado”, héroes que salvaban vidas, transportaban mensajes y detectaban antes que nadie a las tropas enemigas. Incluso usaron su imagen en los carteles de propaganda pro-americana. Aunque, obviamente, nosotras somos contrarias a este “uso” del animal.

Sin embargo, a partir de los 80 se popularizó como raza de pandilleros y criminales que usaban a estos perros tanto para aparentar como para delinquir. Los pitbull pasaron de ser héroes y niñeras a ser una raza estigmatizada y catalogada como peligrosa. Hoy en día es una de las razas más rechazadas y castigadas del mundo. La prensa y la sociedad se han encargado de perpetuar y agravar esta imagen, dando bombo a los ataques de perros a personas (incluso si no había ningún pitbull involucrado), favoreciendo leyes injustas que castigan a los animales y no a los responsables de su educación e inculcando miedos y prejuicios en la sociedad contra esta noble raza.

Recientemente incluso se ha promovido un vídeo de odio hacia los pitbull, con mensajes como “no adopte un pitbull”, “ellos matan a la mayoría de los niños” o “ellos matan a la mayoría de los miembros de la familia”, el responsable del cual es Kenneth M. Philips, el único abogado de USA dedicado a los ataques por mordeduras de perros y que gana millones a su costa. Por suerte, también existen muchas personas y asociaciones luchando por el bienestar y la justicia hacia estos perros.

Asociaciones como SOS Pitbull o Life4pitbulls se encargan de rescatar, rehabilitar y buscar una familia a estos perros que tanto amor tienen por dar y tan pocas oportunidades se les dan. Es cierto que esta raza requiere unos conocimientos y una educación, pero esto no es distinto de ninguna otra raza. El pitbull es un animal paciente, bueno, cariñoso, leal, protector de su familia, excelente compañero de juegos y protector para los más pequeños. Por todo ello, te animamos a dejar de lado esos falsos prejuicios y miedos y a que descubras la felicidad de compartir la vida con uno de estos maravilloso animales que tan difícil lo tienen hoy en día y tan rechazados son.

Miles de pitbull pasan su vida entera en una fría jaula esperando a esa familia que mire más allá de su aspecto y escuche a su corazón por encima de rumores y sensacionalismos y les permita darles todo el amor que sus coranzoncitos albergan.

2 Comments

  1. Flora dice:

    Estoy de acuerdo en que es necesario desmitificar esa imagen violenta que se suele dar de los llamados perros de presa en general. Pero me duele que desde una página que se considera antiespecista estemos hablando de las características de lo que lxs humanxs han querido llamar razas de animales. Para mí el concepto de raza no existe, ni en lxs humanxs ni en el resto de animales. Por lo tanto es ridículo pensar que una morfología concreta o un color en particular hacen que un perro sea más o menos cariñoso, más o menospeligroso. Cada individuo es único por lo que decir que los pitbull son super cariñosos o protectores, es sumamente especista. Cada individuo es diferente, las razas son un invento de los hombres blancos para someter al resto.

    • El Hogar Animal Sanctuary dice:

      ¡Hola! Gracias por tu comentario, entendemos perfectamente tu postura sobre el tema de la catalogación por razas. Sin embargo, siendo el nuestro un blog de concienciación, el mensaje que queremos lanzar es claro: Los PPP no existen y así desmitificar su peligrosidad, es un texto abierto a todo tipo de público y, muchos, no harán una reflexión profunda sobre el concepto de raza. ¡Te agradecemos mucho la tuya!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *