Los mejores momentos de la semana

Félix descansa en su cama “king size” y junto con sus amigas las gallinas, nos observan mientras preparamos un nuevo artilugio adaptado a sus necesidades para las sesiones de rehabilitación. La grúa que utilizábamos hasta ahora ya no nos vale porque Félix tiene mucha fuerza y se desestabiliza, así que como en El Hogar Animal Sanctuary siempre estamos pensando, inventando y creando, se nos ha ocurrido una nueva idea que pronto os enseñaremos.
Todo es poco para conseguir que Félix vuelva a caminar.

best1

Así son las siestas en El Hogar Animal Sanctuary: cada uno escoge su sitio favorito, y si está ocupado, pues te plantas en un tiesto como hace Willow.

best2
Tras un día de duro trabajo para los voluntarios de El Hogar Animal Sanctuary,  al fin ha quedado terminada la charca para los cerdos (y para todo aquel que desee darse un rico baño de barro, por supuesto). ¡Sólo queda llenarla! ¿Quién será el primero en estrenarla?
Gracias a todos los que con vuestras manos y esfuerzo, hacéis felices a los habitantes del santuario.

best3

Gala, descansa apaciblemente a la sombra en el jardín. Es una abuela luchadora, que enfrenta la enfermedad y la edad con sus ganas de vivir. Las pesadillas del pasado quedaron olvidadas: aquí y ahora, se puede confiar y ser feliz mecida en los brazos de gente que la ama.

El horror de la calle y la tristeza del abandono dejaron su huella en el cuerpo castigado de la dulce Gala. Pero las segundas oportunidades son tan reales como nosotros hagamos que sean.

best6
El barro es un buen refrescante para días de calor como hoy, y además protege la delicada piel de los cerdos. Con este aspecto nos hemos encontrado a Zai, a la que nos encanta achuchar y comernos a besos. Pero hoy no va a poder ser hasta que esos mofletes no estén un poco más limpios.

best4

Anais, curiosa, nos sigue a todos lados mientras preparamos el estanque del parque de gallinas para el verano. Cacarea, gorjea, camina a nuestro alrededor y nos picotea las piernas, como preguntándonos si falta mucho para que se pueda bañar.
Quién lo iba decir de Anais, que cuando llegó al Santuario temía la presencia humana, pero hoy es una gallina feliz y confiada gracias al amor que nunca debió dejar de recibir.
best111

 

Colabora con El Hogar Animal Sanctuary y ayúdanos a seguir creciendo.
[email protected]

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

//]]>