Leches vegetales, tipos, recetas y cómo usarlas

“La alimentación del cuerpo y del alma son la misma cosa”

La intolerancia a la lactosa es un trastorno más común de lo que se piensa, que se estima afecta a aproximadamente un 70% de la población mundial, y que consiste en que la persona tiene un déficit de lactasa, no siendo capaz de absorber la lactosa correctamente en el intestino delgado, pasando rápidamente al intestino grueso sin descomponerse, donde empieza a fermentar.

El consumo de lácteos lleva asociados una serie de inconvenientes, tales como mucosidades nasales e intestinales, distintos tipos de alergias, intolerancia a la lactosa, problemas digestivos, etc. que hace que su consumo se esté desaconsejando cada vez a mayor parte de la población.

Por otro lado, también están los problemas provocados por la leche de vaca industrial que encontramos en los supermercados, derivados de los antibióticos, hormonas y otras sustancias químicas añadidas a la comida de las vacas y que pasan a la leche, así como el pus que contiene la misma, además de que Argentina y Estados Unidos son dos de los pocos países donde todavía se permite el uso de la hormona recombinante del crecimiento bovino, rBGH, que produce cáncer de colon, mama y próstata.

Las vacas, en los procesos de extracción de leche, sufren mastitis, infertilidad y agotamiento. Incluso Monsanto reconoció las inyectadas con rBGH “pueden sufrir en mayor medida estos efectos”, además de ovarios quísticos, trastornos uterinos y digestivos y úlceras, por lo que su leche es bombardeada con antibióticos.

El 90% de las proteínas contenidas en la leche es Caseína, que en la industria es utilizada como pegamento, lo cual hace de los lácteos un eficaz medio de empastamiento de los intestinos que obstruye la vellosidad intestinal e impide de esa forma absorber vitaminas y otros nutrientes.

La idea de que la leche de vaca es necesaria por el calcio que nos aporta poco a poco se va desmitificando. Nuestro organismo es distinto que el de un ternero, que tiene una enzima de la que nosotros carecemos y que le permite absorber el calcio de la leche materna. Para nuestro organismo se vuelve muy dificultoso absorber el calcio que naturalmente posee la leche de vaca, es decir, no absorbemos realmente todo el calcio disponible. Sin embargo, hoy por hoy es sabido que hay muchos otros alimentos que aportan la misma o mayor cantidad de calcio, y de mejor calidad. Sin ir más lejos, 100 gramos de semilla de amapola aportan todo el calcio necesario en un día, y la leche de sésamo es diez veces más rica en calcio que la de vaca.

A su vez (y contrariamente a lo que se cree) consumir leche y sus derivados descalcifica, ya que es un alimento esencialmente graso. Las grasas están formadas por ácidos grasos, cuyo metabolismo es acidificante: un complejo proceso que realizan algunas bacterias y hongos y que produce coágulos (yogur), que aumenta la acidez y da energía a hongos, parásitos y células cancerosas. En otras palabras, consumir lácteos acidifica nuestro cuerpo, y la respuesta orgánica es extraer el calcio de huesos y dientes para mantener nuestro PH.

Por otro lado, es importante darse cuenta de que somos la única especie de seres vivos que consume leche después del primer período de lactancia. Biológicamente, luego de esa época nuestro cuerpo no necesita la ingesta de la misma, pero ésta se sigue consumiendo por el calcio que (en teoría) nos aporta.

Siguiendo esta idea, el procedimiento industrial para extraer la leche de la vaca es muy cruel. La vaca en inseminada artificialmente o se le implanta un embrión cada vez que se pretende que quede embarazada, y cuando está a punto de parir es muy común que se le arranque con una soga el ternero, para acelerar el proceso. Una vez salida del vientre materno, la cría es separada instantáneamente de la madre para que no tome su leche, lo cual les causa a ambos una profunda depresión. Luego la cría será víctima de su destino industrial según su sexo: si es hembra, pasará por lo mismo que su madre; si es macho, será utilizado para el consumo de carne. Los terneros apenas nacidos son encerrados en corrales especiales con suelo de cemento o metal. Sus jaulas solo les permiten estar de pie o estirados, ni siquiera pueden darse la vuelta. Estos terneros son mal nutridos y la mayoría padece anemia. No se les permite moverse, ya que si hicieran ejercicio y se alimentaran de mejor forma, la carne para servir en el plato se tornaría más oscura y dura, por supuesto, esto es lo último que desearía el productor.

Para obtener un ternero gordo y débil en el menor tiempo posible el productor lo alimenta con una dieta líquida deficiente en hierro y a base de de leche en polvo y aditivos (cuando debería alimentarse de pastizales). El único día en que abandonan sus celdas es aquel en que son puestos en un camión directo al matadero.

Es importante destacar que la inseminación de las vacas no respeta en absoluto el período natural en que las vacas pueden quedar embarazas, por lo cual muchas veces éstas caen muertas por el agotamiento físico. Si no llega a morirse por agotamiento, una vez que sus niveles de producción de leche se reducen (generalmente luego de 4 o 5 lactancias, es decir, a los 4 o 5 años, cuando el período normal de vida de una vaca es de 20 a 25 años) es desechada y enviada al matadero.

Ésta es la realidad detrás de la industria láctea. Sin embargo, te proponemos una alternativa: en este folleto explicamos cómo elaborar tus propias leches vegetales. En cada una detallaremos cómo beneficia a nuestro organismo, y qué nutrientes aporta.

Los pasos principales son casi siempre los mismos

1)  Remojar en agua durante 8 o 10 horas las semillas o frutos secos (podés dejarlos en remojo antes de irte a dormir, así por la mañana ya es posible hacer la leche). Este paso se llama “activación”, porque al realizar este proceso, se desactivan ciertos inhibidores enzimáticos presentes en las semillas o frutos secos que se han sido creados por la naturaleza para que éstos sólo germinen en contacto con las condiciones adecuadas de agua y luz. Este paso en indispensable para liberar todo el potencial nutritivo de los ingredientes, ya que de otro modo los mismos se encuentran inhibidos. Luego de este proceso veremos que la semilla o el fruto seco creció notablemente en tamaño. A continuación tiramos esa agua, enjuagamos el ingrediente unos segundos y usamos la dosis de agua que indica la receta.

2)  Licuar con agua fría durante 2 o 3 minutos, o cocer en agua hirviendo, según la leche vegetal que desees hacer (es conveniente utilizar agua filtrada o embotellada)

3)  Filtrar con una tela o gasa fina.

–  Para hacerlas más grasas, podés agregar aceites vegetales prensados en frío (soja, lino, girasol, sésamo).

–  Las leches vegetales se conservan máximo 48 horas en la heladera, en botellas de vidrio.

–  En la mayoría de los casos, el desecho que se produce al elaborarlas se puede emplear como enriquecedor para masas de bizcochos, pan y rellenos salados o dulces.

–  El endulzado es siempre opcional, pudiendo utilizarse azúcar (de cualquier tipo), stevia (en polvo o las hojas mismas de la planta), miel de caña, pasas de uva remojadas, etc, si bien lo ideal es acostumbrarse a los sabores genuinos. Es muy importante saber que si sólo vamos a ingerir una parte de la leche, hay que endulzar esa única parte, y lo que se guarda debe quedar puro.

–  Estas leches pueden complementarse con jugo de fruta o verdura (manzana, uva, durazno, zanahoria, apio, etc).

– Como paso opcional, se recomienda remojar durante 5 o 10 minutos las semillas o frutos secos en agua con bicarbonato de sodio, así las mismas quedarán libres de impurezas. Este paso se realiza previo al remojo nocturno.

Cómo hacer tu propia leche vegetal

Las recetas que se dan a continuación son sólo una guía, siempre se pueden modificar a  gusto las cantidades de agua utilizadas: por ejemplo, la leche de coco tiene un sabor más fuerte que la de almendra, por consiguiente suele llevar más agua, pero si te gusta más consistente el sabor usá la misma cantidad, lo mismo con los endulzantes a usar (si es que querés endulzarlas).

QUÍNOA

  • 5 cucharadas cargadas de quínoa
  • 3  tazas  de agua caliente

Limpiar las semillas con agua unas 4 veces agitándolas en un vaso, hasta que el agua salga blanca. Colarlas y llevarlas a hervor para cocinar a fuego mínimo unos minutos, hasta que las mismas revienten. Apagar el fuego y licuar con 3 tazas de agua. Filtrar y endulzar la cantidad a beber.

La quinoa es un alimento de gran interés nutricional por su extraordinario contenido en proteína de alto valor biológico, pues proporciona todos los aminoácidos esenciales. Su alto contenido proteico la convierte en un excelente sustituto de la leche y el consumo de carnes rojas. La quinoa es recomendada en la dieta celíaca ya que no contiene gluten, por este motivo puede ser uno de los primeros cereales a incluir en la dieta de los niños pequeños. Posee además un alto contenido en fibra que la convierte en un alimento ideal para eliminar toxinas y residuos. La misma no resulta alergénica y es muy alcalina, no tiene lactosa y posee bajo contenido de sodio. Esta leche resulta de fácil digestión y muy nutritiva ya que comparándola con otros cereales (arroz, trigo, cebada, avena, etc.) es más rica en magnesio, fósforo, potasio, hierro, fibra y vitamina E. Contiene también esteroles vegetales que ayudan a disminuir el nivel de colesterol en sangre.

quinoa_topic600

AVENA

  • 4 tazas de agua fría
  • 1 banana (opcional)
  • 2 tazas de avena cocida (opcional: puede usarse avena instantánea, si bien no es lo ideal)
  • 1 cucharadita de esencia de vainilla

Mezclar los ingredientes en una licuadora y batir por 2-3 minutos. Colar la mezcla y batir siempre antes de usar.

Es de delicado sabor y textura cremosa por lo que se suele utilizar también para espesar cremas, salsas e incluso hacer mayonesa, sustituyendo el huevo por la leche de avena. Está indicada para personas estresadas, que padezcan de insomnio y alteraciones digestivas de origen nervioso, porque ayuda a serenarse gracias al aporte de vitaminas del complejo B y combate eficazmente la retención de líquidos. Es muy rica en  vitamina B1, B2, E, PP, D, niacina, caroteno y además azufre, calcio, fósforo, potasio, sodio, hierro, magnesio, cobre y zinc. Es útil para una buena digestión, combate el estreñimiento, el colesterol y la diabetes. Es una gran fuente de energía para las personas de bajo peso, los deportistas, estudiantes o personas con exceso de trabajo intelectual, gente cansada o abatida. Baja la tensión, reduce el colesterol, desintoxica la sangre, es antitrombótica, previene los infartos y la arteriosclerosis. Combate la pirosis, gastritis, ulcera, diarreas, gases, dolores de estómago, disfunciones hepáticas y biliares. En los niños favorece la salida de los dientes, en los grandes previene la formación de caries dental, gracias a los filinatos presentes en la envoltura del grano de avena. Actúa remineralizando los huesos. Su vitamina B1 es imprescindible para el buen funcionamiento del sistema nervioso, su carencia conduce al nerviosismo, falta de concentración, agotamiento, jaquecas, esquizofrenias, depresión, neurosis, sólo se cubren las necesidades diarias cuando se introducen la avena o el pan integral en la dieta diaria. Ayuda en los casos de hipotiroidismo. Esta leche favorece el peristaltismo intestinal y actúa como un gel que suaviza las mucosas intestinales.

avena_valor_biologico

CALABAZA

  • 1 taza de semillas de calabaza cruda bien lavada
  • 4 tazas de agua caliente

Mezclar los ingredientes en una licuadora y batir por 2-3 minutos. Colar la mezcla y batir siempre antes de usar.

Las semillas de calabaza contienen un 50% de grasas, como es el caso de los ácidos linoléicos y linolénicos. Además son ricas en hormonas vegetales, vitaminas A, E y F, aminoácidos esenciales y minerales (fósforo, magnesio, hiero y zinc). Es especialmente adecuada en caso de problemas de próstata, al ayudar a desinfectarla y desinflamarla, así como a las vías urinarias en general. Por su contenido en vitamina A es útil para fortalecer nuestra vista. Es útil en los casos en que uno se orina de noche, ya sea en adultos o niños. Ayuda a eliminar parásitos intestinales. Gracias a su riqueza en ácidos grasos, ayuda a mantener un buen sistema cardiovascular, previniendo a su vez enfermedades cardiovasculares. Ayuda a cuidar y proteger la salud de la piel. Gracias a su riqueza en zinc, ayuda a fortalecer nuestras defensas, a la vez que es un remedio nutricional interesante para mejorar la fertilidad en los hombres.

ALPISTE

  • 10 cucharadas de semillas de alpiste (es importante que sea para consumo humano, sin otras semillas o aditivos)
  • Medio litro de agua

La leche de alpiste es un potente antioxidante, depurativo y diurético, ayuda a retrasar el envejecimiento, tiene un alto contenido en proteínas vegetales, ayuda a reducir el colesterol, su consumo es recomendable en casos de diabetes, previene la arteriosclerosis, es muy rica en lipasa (enzima que ayuda a la eliminación de grasas) por lo que es muy recomendable para luchar contra la obesidad y la celulitis, es muy aconsejable el consumo de la leche de alpiste en caso de gota, edemas y úlceras de estómago, es muy buena para ayudar a eliminar líquidos, es muy refrescante y diurética, es ideal en la lucha contra la hipertensión, está indicada en afecciones de riñón y de vejiga, y aporta tono muscular. Otro de  los beneficios del alpiste más conocidos tiene relación con sus virtudes adelgazantes.

Lo recomendable es tomar un vaso de leche de alpiste en ayunas y otro antes de ir a dormir.

alpiste-blog

ALMENDRAS

  • Quince almendras (naturales, sin tostar, sin sal ni otros condimentos)
  • Medio litro de agua

Mezclar los ingredientes en una licuadora y batir por 2-3 minutos. Colar la mezcla y batir siempre antes de usar.

La almendra es una de las semillas oleaginosas más nutritivas y es altamente alcalina. Contiene proteínas de alto valor biológico, minerales, vitaminas y ácidos grasos esenciales. Aporta más calcio que la leche vacuna: 100g de leche de almendras aportan 252mg de calcio. Esta leche es ideal para el sistema nervioso y muy digestiva (no produce fermentaciones), así como es un gran desinfectante a nivel intestinal. Se aconseja para los niños (ya que favorece su desarrollo), deportistas, embarazadas y madres en lactancia (ya que favorece la subida de la leche materna). Contienen fósforo, potasio, magnesio, calcio, hierro, azufre, cloro, aluminio, manganeso, cobre, cinc, vitaminas A, E, B 1, B 2 y PP. Es un alimento muy energético ideal para el frío. La leche de almendras está recomendada en  personas con problemas hepáticos, personas desnutridas, eccema infantil, en diarreas por intolerancias digestiva. Por su alto contenido nutricional favorece el funcionamiento cardiovascular, regulando los triglicéridos y el colesterol. Además de prevenir la osteoporosis durante el periodo de la menopausia, para ello también podemos añadir un poco de kéfir a nuestra dieta equilibrada. Por otro lado, son excelentes fuentes de minerales como calcio, fósforo y potasio, así como vitamina A y ácido pantoténico (vitamina B5).

SÉSAMO

  • 1 taza de semillas de sésamo integral
  • 1 litro de agua

Mezclar los ingredientes en una licuadora y batir por 2-3 minutos. Colar la mezcla y batir siempre antes de usar.

Su sabor es muy amargo, por lo cual conviene (una vez realizada la leche) endulzarla hasta encontrar un gusto menos intenso. Queda muy bien con una cucharada de cacao amargo en polvo, y unas gotitas de esencia de vainilla.

Ésta es una leche muy rica en ácidos grasos insaturados (destacando sobretodo los ácidos grasos omega 6 y omega 9), lecitina, minerales y vitaminas (la lecitina es una grasa fosforada y un nutriente de las células cerebrales) A su vez, es una de las semillas más ricas en calcio: 100g de semillas de sésamo sin tostar contienen 1.125mg de calcio, mientras que dos vasos de leche vacuna contienen sólo 500mg. Entre sus virtudes nutricionales más interesantes, debemos destacar sus virtudes a la hora de prevenir la infertilidad masculina por su contenido en zinc, ayuda a reducir los niveles de colesterol y es ideal para mujeres embarazas y que se encuentren en la menopausia. También Ayuda a reducir los niveles altos de colesterol en sangre, previene el agotamiento nervioso y cerebral, evita la arteriosclerosis, es útil en estados carenciales (debilidad ósea, osteoporosis y pérdida del cabello) y resulta adecuada en el tratamiento de problemas nerviosos, como ansiedad, estrés, irritabilidad o depresión.

aceite-de-sesamo-l

SOJA

  • 1 litro de agua
  • 100-150 gramos de granos de soja

Mezclar los ingredientes en una licuadora y batir por 2-3 minutos. Colar la mezcla y batir siempre antes de usar.

La soja es una legumbre rica en proteínas, contiene el perfil completo de los ocho aminoácidos esenciales. Su leche es la bebida vegetal con el mayor contenido en proteínas, menos grasa y por tanto baja en calorías. Es muy digestiva, rica en lecitina, sustancia que nutre a los nervios y ayuda a disminuir el colesterol en sangre. No es una bebida que aporte mucho calcio, pero se puede compensar con kéfir, con vegetales de hojas verdes y semillas de sésamo. Además, su contenido en hierro también es ciertamente alto (ver más información en el apartado siguiente), siendo asimismo una fuente realmente buenas de vitaminas del grupo B, especialmente vitamina B6 y ácido fólico. Sin embargo, no es bueno abusar de esta leche ya que su consumo trae también algunos efectos negativos: reduce la temperatura corporal, ocasiona molestias y trastornos intestinales, problemas de piel, así como en el sistema respiratorio, impide la absorción intestinal de hierro (a pesar de ser un alimento rico en hierro), interfiere en la absorción de zinc, posee un alto contenido en purinas y se está estudiando sobre sus consecuencias negativas en la fertilidad femenina y masculina.

Con dos litros de leche de soja y 250 ml de limón o 33 gramos de cloruro de magnesio (se consigue muy barato en farmacias) se puede hacer tofu. En el siguiente video se detalla paso a paso cómo prepararlo:  https://dimensionvegana.blogspot.com.es/2011/02/dimension-vegana-como-hacer-tofu-vegan.html

COCO

  • 1 taza de coco rallado (conviene que sea pulpa natural de coco. Existe actualmente leche de coco a nivel industrial)
  • 4 tazas de agua

Mezclar los ingredientes en una licuadora y batir por 2-3 minutos. Colar la mezcla y batir siempre antes de usar.

Ésta es una leche muy dulce, por lo cual no suele llevar endulzantes, pero pueden agregarse. Puede usarse el sedimento restante para postres, tortas, o galletas.

La leche de coco aporta una gran cantidad de beneficios cuando se hace a base de pulpa natural de coco. Ayuda a mantener la piel elástica y flexible, prevenir las arrugas y otros problemas de la piel. Mantiene huesos fuertes: A pesar de no ser rica en calcio, la leche de coco es rica en fosforo, esencial para tener huesos fuertes. Relaja músculos y nervios, por eso es recomendada para calmar calambres y dolores musculares, por su contenido en magnesio. Ayuda a mantener los niveles de azúcar en la sangre. Ayuda a controlar el peso, por su alto contenido de fibras. Ayuda a prevenir anemia, ya que cada taza de leche de coco brinda un cuarto del valor diario de hierro recomendado por profesionales. Fortalece el sistema inmunológico al aportar un alto contenido de Vitamina C, que ayuda a prevenir resfriados manteniendo al sistema inmunológico fuerte. Ayuda a la glándula de la próstata a mantenerse saludable. Ayuda a bajar la presión arterial: el potasio es conocido por ayudar a bajar la presión arterial. La leche de coco es rica en potasio. Es una de las mejores opciones para las personas alérgicas o intolerantes a la lactosa. Puede disolver piedras en la vesícula. Puede prevenir la obesidad y problemas de sobrepeso.

GIRASOL

  • 1 taza de semillas de girasol sin sal
  • 3 tazas de agua caliente

Mezclar los ingredientes en una licuadora y batir por 2-3 minutos. Colar la mezcla y batir siempre antes de usar. Esta leche tiene una coloración verdosa.

Desde un punto de vista nutricional, la leche de girasol es especialmente rica en vitamina E, así como en minerales (destacando sobretodo el calcio, potasio, magnesio o fósforo). También aporta proteínas y grasas saludables.

Precisamente en lo que se refiere a sus grasas saludables, su contenido en ácidos grasos la convierte en una bebida natural a la hora de reducir las enfermedades cardiovasculares. Mientras que su alto contenido en magnesio y fósforo, es una bebida que favorece un óptimo funcionamiento cerebral. Tienen un gran contenido en calcio, el cual merece considerarse en problemas de huesos frágiles o descalcificación. Sus pipas contienen alto porcentaje en potasio y magnesio, por lo que son indispensables en la dieta de todos los deportistas o personas que realizan esfuerzos físicos constantes. Son ricas en ácido fólico, el cual es imprescindible en el embarazo ya que ayuda a evitar malformaciones del feto. Ayuda a fortalecer el sistema inmunológico, manteniendo y aumentando las defensas del cuerpo, ayudando a prevenir y erradicar enfermedades de todo tipo. Ayudan a tener buena memoria. Al poseer un alto contenido en vitamina E, son un alimento ideal para nutrir y rejuvenecer la piel, pues la vitamina E está considerada como uno de los antioxidantes más potentes, por lo que rejuvenece y da frescura a la piel.

AMARANTO

  • 1 taza de semillas de amaranto
  • 1 litro de agua

Mezclar los ingredientes en una licuadora y batir por 2-3 minutos. Colar la mezcla y batir siempre antes de usar.
A esta leche se le atribuyen múltiples beneficios, tales como prevenir el cáncer de colon, osteoporosis, diabetes, obesidad e hipertensión arterial, ayuda al control de la diarrea y estabilizar los niveles de glucosa y grasa en la sangre. Esta leche contiene proteínas con 49% de aminoácidos esenciales y se recomienda para ayudar a adultos con baja calcificación, reumatismo, artritis o anemia, por su alto contenido en hierro (50 veces más que la leche de vaca). De igual forma se sugiere para bebés y niños con intolerancia a la lactosa y/o problemas de alergias al huevo, soja, pescado y trigo. Se indica a mujeres en el último trimestre del embarazo, cuando el bebé absorbe el calcio de los huesos de la madre para crecer, y en ésta reduce la probabilidad de que desarrolle osteoporosis a edad temprana. También ayuda al desarrollo mental en niños y estimula la liberación de la hormona del crecimiento, además de mejorar la concentración. Contiene agentes gran cantidad de antioxidantes, tales como tocoferoles y tocotrienoles. El amaranto tiene un alto contenido de triptófano, que al llegar al cerebro se convierte en serotonina: un neurotransmisor que da sensación de felicidad, además de ser uno de los responsables de la longevidad.

Dato curioso: el amaranto es considerado por algunos como el “alimento del futuro” ya que brinda múltiples beneficios a la salud a un bajo costo de producción – gracias a la facilidad que ofrece su cultivo – e incluso forma parte de la dieta de los astronautas, pues además de proveer proteínas, minerales y vitaminas, fue una de las pocas plantas que pudieron germinar en el espacio y mostró utilidad para absorber el CO2 y producir oxígeno y agua.

amaranto

LINO

  • 6 cucharadas de semillas de lino
  • 3 tazas de agua

Remojar las semillas en agua unas 8 horas, luego agregar una taza de agua y licuar hasta que las semillas estén bien trituradas. Filtrar.

La leche de linaza, es, junto con las algas marinas la principal fuente de aceites omega, que son los aceites ideales para limpiar las arterias y lubricar el organismo, entre otros nutrientes esenciales. La composición de la linaza incluye un 35 % de fibra dietética, un 23 % de omega 3, otro 23 % de proteínas, un 10 % de omega 9 y un 5 % de omega 6. Resulta ideal para trastornos intestinales y constipación. Sus mucílagos son óptima nutrición para la flora intestinal y para proteger las mucosas. Puede utilizarse como reemplazo de los nutrientes provenientes del pescado. Ayuda a reducir la obesidad limpiando de grasas nocivas el organismo.

NUEZ

  • 1 taza de nueces (naturales, sin tostar, sin sal ni otros condimentos)
  • 3 o 4 tazas de agua

Mezclar los ingredientes en una licuadora y batir por 2-3 minutos. Colar la mezcla y batir siempre antes de usar.

Esta bebida anti-colesterol aporta no sólo omega 3 y omega 6, sino también melatonina, vitamina E, vitaminas del complejo B, fósforo, magnesio, calcio, hierro, proteínas, cobre y zinc, todas sustancias orgánicas que intervienen sobre la célula, generando un gasto energético a expensas de las grasas y azúcares circulantes. Ayuda al aumento y mejoramiento de la actividad celular, que implica una reducción del colesterol malo o LDL y del colesterol total, un aumento del colesterol bueno o HDL, y la prevención de enfermedades cardiovasculares y degenerativas como el cáncer o el Alzheimer, gracias a una mejor circulación de sangre. Tiene Además es muy rica en fósforo y ácido fólico, esenciales para los más pequeños porque contribuye a la correcta formación de huesos, cartílagos, dientes y nutrición del cerebro (activando su memoria).

La principal desventaja de la leche de nueces es su elevado aporte calórico, se desaconseja en dietas de control de peso (100 gr de nueces poseen 690 kcal)

MIJO

  • 1 taza de mijo crudo bien lavado
  • 5 tazas de agua caliente

Mezclar los ingredientes en una licuadora y batir por 2-3 minutos. Colar la mezcla y batir siempre antes de usar.

En leche de mijo, el sobrante se puede usar para hacer los medallones de mijo.

El mijo posee la ventaja de ser un cereal muy rico en energía por lo que se lo suele consumir en el desayuno, la comida más importante de todo el día, además resulta indispensable en la dieta de las personas celíacas ya que no contiene prolaminas tóxicas y reemplaza los nutrientes de los alimentos con gluten. Es notable su acción sobre la piel, uñas, esmalte dental. Ayuda en la función cardiaca  por el magnesio que contiene. Es recomendada para los que ejercen una exhaustiva labor intelectual, o están en periodo de desarrollo. También se recomienda en el embarazo por su aporte de hierro, además de ser un coadyuvante en las anemias. Regenera y fortalece el sistema nervioso. Resulta un cereal excelente para los celíacos por su bajísimo contenido en gluten. Es un alimento energético, al ser rico en hidratos de carbono y proteínas. Es ideal contra el estreñimiento, por su contenido en fibra. Es el cereal más rico en hierro y magnesio que existe .Posee un alto contenido en vitaminas B1, B2 y B9

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

PISTACHO

  • 100 gramos de pistachos
  • 1 litro de agua

Mezclar los ingredientes en una licuadora y batir por 2-3 minutos. Colar la mezcla y batir siempre antes de usar.

El pistacho es un alimento cardiosaludable realmente bueno, especialmente porque tiene una buena cantidad de grasas buenas, entre las que encontramos las monoinsaturadas, ácido oleico y triglicéridos. Además, son de los más ricos en proteínas vegetales (sobretodo arginina, un aminoácido que entre otros aspectos es capaz de aumentar las defensas, ayuda a reducir el colesterol malo e interviene en el crecimiento). Disponen de una gran capacidad antioxidante, anticancerígena y rejuvenecedora, derivadas de su contenido de vitamina E como de los fitoesteroles y los carotenos que se encuentran en los mismos.

ZAPALLO

  • 1 taza de semillas de zapallo crudo bien lavadas
  • 4 tazas de agua caliente

Mezclar los ingredientes en una licuadora y batir por 2-3 minutos. Colar la mezcla y batir siempre antes de usar.

Protege el corazón por su contenido en antioxidantes, siendo beneficiosa en la prevención de enfermedades cardiovasculares. Protege el sistema inmunológico ya que el betacaroteno junto a la vitamina E son antioxidantes que ayudan a luchar contra las infecciones y el cáncer. Mejora el estreñimiento por su contenido en fibra. Es beneficiosa para la tensión arterial ya que contiene calcio y vitaminas C y V, excretan sal y pueden prevenir la hipertensión. Regula el azúcar en sangre. Resulta beneficiosa para los bronquios ya que elimina mucosidad, en casos de bronquitis u otras enfermedades respiratorias.

CÓMO USAR LAS LECHES VEGETALES EN LA COCINA

Tortas y postres (flanes, budines de pan, panqueques, etc.):

Un muy buen sustituto en postres y preparaciones en general es la leche de avena, si bien las de frutos secos como almendras o nueces también son adecuadas. La avena tiene una muy buena consistencia para cremas y postres en general y además no altera el sabor principal de la preparación en cuestión.

Café / Té / licuados con leche:

Es muy usada la leche de almendras o la de avena, si bien las demás se pueden usar, pero el hecho es que algunos sabores pueden resultar más fuertes que el sabor propio del té o café en cuestión. De todos modos, siempre se puede probar con otra leche vegetal en las infusiones que se toman habitualmente.

Para salsas:

Es recomendable usar la leche de avena o la de almendras para preparar algunas salsas como la salsa blanca.

leches-vegetales-caseras
(Bel, activista vegana, Argentina)

12 Comments

  1. maria dice:

    Hola, tengo una pregunta. Como y con qué se licua, exactamente los cereales? En una licuadora?
    Es que ponéis: “mezclar los ingredientes en una licuadora y batir…” o se licua o se bate pero en una licuadora no se bate…
    No me queda claro, la manear de proceder.
    Saludos,,

  2. Mería Teresa Trujillo dice:

    Hola,yo quiero saber que es el kéfir
    se puede comprar la harina de soja, o no es lo mismo
    por que yo la compro así y la de avena y almendras si la hago yo

  3. adminsantuario dice:

    Hola María Teresa, te paso un enlace sobre el kéfir:

    https://www.pipirimosca.com/kefir/

  4. maximiliano dice:

    hola soy max quisieramos saver junto a mi compañera si la leche vegetal se puede recalentar es para darle a nuestra bebe de 11 meses saludos

  5. Sofía Ayarragaray dice:

    No me quedo claro si las semillas de mijo y amaranto, etc se lad debe remojar o dar un hervor antes de licuar, para obtener la leche. En unas recetas lo aclararon en otras no.
    Graciad Sofía

  6. Mariela dice:

    Hola! Muy buena nota. Tengo cólon irritable y deseo saber cual de todas estas leches es la más recomendable. Muchas gracias!

  7. Ayalen dice:

    Hola, soy de Argentina, y acá es mejor hacer las leches ya que no es tan común conseguirlas en el mercado. Mi familia y yo (excepto mis bebes de 2 anos)hace unos semana dejamos la leche de vaca y la idea es alternar entre distintas leches vegetales así no nos aburrimos y aprovechamos los nutrientes de todas… Uds consumen todas o sólo algunas? Porque? Gracias

  8. Karla dice:

    Hola soy Karla de San Luis Potosí en Mexico Excelente informacion ??????????????????????????

  9. Carmen Gloria dice:

    Muy buen artículo y muy buena descripción de las recetas.
    Me preguntaba si puedo tomarlas calientes.
    Felicitaciones por tu blog
    Un abrazo

  10. Paty Ruiz dice:

    Buenas tardes : muchisimas gracias por la información, ya estoy tomando leche de Avena y me encantó, seguiré experimentando con otros sabores. ….. Les mando abrazos y masss agradecimientos !!?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

//]]>