La verdad sobre las terapias con animales

La terapia asistida con animales o zooterapia es una actividad que se realiza utilizando a animales seleccionados y adiestrados con la intención de que sirvan de apoyo en tratamientos de ayuda para humanos que padecen ciertos problemas cognitivos o personas con diferentes capacidades.

Las especies más utilizadas son perros, gatos, caballos y delfines, y con el fin de poder ser empleados para mejorar la calidad de vida de algunos humanos, previamente deben ser sometidos a sesiones de entrenamiento en habilidades antinaturales y a disciplinados ejercicios de obediencia.

Los perros, al igual que los lazarillos, deben ser sumisos e ignorar sus instintos, su necesidad de olfatear o de que se respete su espacio vital, tan importante para los cánidos.  Deberán actuar con resignación, y su trato con los más pequeños tendrá que ser impecable, permitiendo que les agarren sin hacer un mal gesto. El desarrollo emocional del humano es lo primordial.

perro

En el caso de los caballos, se exige que posean unas determinadas características físicas y unas proporciones muy concretas para que  la acción biomecánica en la que se basa esta terapia sea óptima y así el paciente pueda ponerse sobre su grupa y sentir plenamente la transmisión del calor y del ritmo. Obviamente, su personalidad debe ser extremadamente mansa y haber sido adiestrado para anular su miedo natural a ruidos estridentes, movimientos bruscos y objetos extraños que se puedan utilizar durante la sesión.

SANYO DIGITAL CAMERA

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Los gatos son muy utilizados para terapias en cárceles, centros de ancianos o psiquiátricos. El propio Sigmund Freud usaba gatos en sus consultas para calmar a sus pacientes y que dejasen fluir sus emociones de manera más natural y espontánea. De nuevo, el animal debe tener un temperamento muy calmado para dejarse traer y llevar y dejarse colocar en el regazo del paciente y permitir que le acaricien hasta la saciedad, aún en contra de su voluntad.

gatos

La delfinoterapia es, si cabe, el recurso más cruel, pues supone la reclusión de por vida en pequeños acuarios de individuos que necesitan recorrer kilómetros diarios para mantener su salud física y psicológica. El punto fuerte de la terapia con delfines, además del medio acuático, que siempre favorece cualquier lesión o enfermedad, reside en una especie de ondas ultrasónicas de muy alta frecuencia que esos mamíferos emiten de forma natural en el mar, que a modo de gps,  les permite ubicarse en las profundidades y guiarles a donde quieren ir y que parecen estimular las neuronas de  humanos con algún tipo de trastorno cognitivo.

041216-N-8774S-076

A estos seres vivos, al valorárseles en función de su utilidad, obviamente se les descarta en el instante en el que sus facultades físicas no son las óptimas para ofrecer ese servicio para el que han sido entrenados y cuando comienzan a presentar los achaques propios de la edad, como pérdida auditiva o de visión, artrosis, con los dolores que conlleva, quizá problemas de corazón, o simplemente el cansancio propio de quien lleva toda una vida dedicada al trabajo, son enviados al matadero o a eutanasiar. Obligados a ayudar a humanos con enfermedades, no sólo son rechazados como objetos viejos en el momento de su vida en la que son ellos quienes precisan cuidados, sino que además son asesinados porque ya no sirven.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

dosenuncaballo

Las terapias con animales funcionan, esto es innegable, pero hemos de comprender que la actitud que se toma en este tipo de actividades es especista, ya que se ignoran las necesidades y las libertades de unos para favorecer a otros, por el simple hecho de que pertenecen a una especie distinta de la cual nos hemos creído ser los dueños.

En realidad, el principio activo de cualquier terapia asistida con animales es el amor y el cariño, y en muchos casos el lenguaje no verbal que nos enseñan los animales y al que se puede acceder mediante un proceso de adopción legal, en lugar de recurrir a centros que se lucran con la utilización de otros seres vivos como simples herramientas. Está comprobado que convivir con animales no humanos proporciona relajación, reduce el ritmo cardiaco y la presión sanguínea, aumenta la autoestima y la interacción social  y nos permite crear fuertes vínculos de afecto correspondido.

En los casos de enfermedades psíquicas o distintas capacidades como pueden ser el autismo, déficit de atención, síndrome de down, etc. se deberá hacer uso de los avances científicos existentes o exigir que se realicen las inversiones y las investigaciones necesarias para remitir los síntomas o aliviar las dolencias en vez de recurrir a la mano de obra barata, ignorando las consecuencias éticas.

En la época en la que la esclavitud era legal, muchas sociedades prosperaron y dieron lugar a un gran desarrollo en todos los campos de la ciencia, como la griega o la egipcia, pero a pesar de todo, el avance moral que hemos alcanzado en nuestros días, nos impide aceptar la esclavitud  como algo positivo.  Algo muy similar sucede con los animales puestos al servicio humano, especialmente si estos humanos tienen algún tipo de vulnerabilidad física o psíquica. El fin no justifica los medios. No hay que elegir beneficiar a unos, sometiendo a otros; se puede, y se debe, empatizar con todos los habitantes del planeta sin remordimientos, sin valorar ni infravalorar a ninguno de éstos.  Afortunadamente, ahora, en el siglo XXI, la era de la ciencia, tenemos alternativas para todo. Pero debemos reclamarlas.

Di no al especismo. Di no a la explotación animal.

Noemí Alba, redactora de El Hogar Animal Sanctuary

14 Comments

  1. rita dice:

    “Las terapias con animales funcionan, esto es innegable” Por lo que sepa yo – y llevo tiempo buscando – no hay evidencia en absoluto de que estas “terapias” “funcionan” en el sentido propio de la palabra, o sea que producen una mejora mesurable sobre tiempo para condiciones medicamente diagnosadas. Constituyen una experiencia agradable por cieros clientes, nada mas. Ni en este sentido, pues, se pueden validar estas “terapias”!
    Gracias por el articulo, es un campo donde laLas terapias con animales funcionan, esto es innegable – gente deberian ser mas despiertos al uso de no-humanos.

  2. NAGORE dice:

    Hola Noemí, hacer generalizaciones no es justo y es lo que tú has hecho en el escrito.
    Además parece que no conoces mucho el ámbito de las Intervenciones Asistidas con Animales ya que muchas entidades y personas trabajamos respetando en la MISMA medida y manera a las personas usuarias y a los animales de terapia.
    Buenas noches

  3. MARIA dice:

    Las IAA son beneficiosas para el humano y si los profesionales que las desarrollan están realmente cualificados lo son también para los animales ya que existe un código ético donde el bienestar del animal es lo primordial. Otra cosa es que se esté hablando de terapia con animales cuando en realidad no lo es, existen muchas ideas erróneas sobre este tipo de intervención y mucho intrusismo profesional que nos llevan a situaciones desagradables.

    Estoy de acuerdo con Nagore, no se puede generalizar, los perros que acompañan al técnico de IAA son perros de compañía (habría que ver el estado de algunos perros de propietarios individuales sin ningún tipo de sensibilidad) y como tal, cuando se “retiran” siguen siendo perros de compañía.

    Hablas de mano de obra barata, estás altamente equivocada.
    Mencionas a usuarios con discapacidad y te olvidas de personas que conservan sus capacidades y también mejoran en otras áreas a través de las IAA.
    Crees que con una adopción consigues los mismos beneficios que durante la terapia, no es así. Para hablar de terapia tenemos que hablar de un equipo profesional de la salud y animal con un plan de trabajo y unos objetivos, sino, estamos hablando de meter un animal en alguna sala con algún usuario y eso no es terapia.

    Creo que antes de lanzar este tipo de mensajes hay que informarse mejor. No digo que todos lo hagan bien, estoy convencida de que no, pero en lugar de criminalizar la profesión deberíamos castigar a quienes no la realizan respetando el bienestar del animal.

    Si vas a coger un delfín y lo vas a encerrar en un acuario para realizar terapias lo estas privando de libertad y de su medio natural, comparto que eso no debería hacerse pero también sé que esos son casos aislados. Existen terapias en mar abierto y existen en lugares donde los delfines ya estaban encerrados previamente y no con el objetivo de hacer terapias precisamente, si no de puro negocio y espectáculo.

  4. En vista de los comentarios quisiera destacar que toda forma de explotación es injusta e inmoral con independencia de quién sea la víctima o el fin. Injusta porque quebranta el principio de igualdad al vulnerar intereses inalienables de los individuos e inmoral porque quienes la propugnan para terceros no quisieran estar en el lugar de los oprimidos.

    No habrá justicia hacia los demás animales mientras no rechacemos toda forma de explotación animal de la misma manera en que todos nos oponemos a la explotación humana. Todos los animales debemos vivir libres de la opresión. Ése es el significado del veganismo.

    Quisiera dejar un artículo de introducción a los Derechos Animales:

    https://elguardiandeloscristales.com/wordpress/el-principio-de-igualdad-para-otros-animales

    Como biólogo y apasionado hacia los caballos, quisiera aprovechar para mencionar que todavía persisten muchos mitos acerca de su etología. Es cierto que, en general, tienen fuertes instintos de huida. Pero, por momentos, cierta gente del mundillo ecuestre niega cualquier capacidad de aprendizaje complejo y habituación a estímulos de origen humano. No es cierto que un caballo necesariamente vaya a reaccionar con miedo ante movimientos bruscos o acercamientos traseros.

    En tal sentido, quisiera compartir una serie de entradas en las cuales hago hincapié en los efectos de su explotación y algunas investigaciones comportamentales relacionadas con ellos:

    https://elguardiandeloscristales.com/wordpress/category/equidos/

    Un saludo cordial.

  5. Quisiera saber, por favor, por qué han borrado mi comentario. En éste no había ninguna razón para tomar tal decisión. Desde luego, me parece lamentable esta forma de censura gratuita; aun más entre veganos…

    No considero que sean las mejores formas ni de tratar a los visitantes ni de lograr afiliados o voluntarios para la causa. Aprovecharé para mencionar algo que no hice: harían bien en corregir los leísmos fragantes que cometen en el texto.

    Un saludo cordial.

    • admin dice:

      No se ha eliminado, simplemente no se había aceptado todavía. Siempre hemos estado y estaremos abiertos a cualquier tipo de debate constructivo. Un saludo.

    • Ariana dice:

      La paciencia es un don que poca gente tiene; y el ego un mal muy común.

      El uso del leísmo masculino singular está admitido por la RAE, e incluso ha gozado de cierto prestigio en algunas épocas. En el plural, también está permitido en muchos casos. Tras la publicación del Diccionario panhispánico y la Nueva Gramática, la RAE ha reflejado una serie de casos concretos en los que se vacila sobre el uso de los pronombres.

      Y ya de paso, aprovecho para comentarte que los supuestos errores del texto no tienen ninguna fragancia, a no ser que lo tuyo haya sido una flagrante equivocación. 😉

      • Acabo de ver su comentario, Ariana, y quería indicar que no se le ocurra cometer ataques ad hominem hacia mi persona. Quizás el ego sea el de usted ante la incapacidad de afrontar críticas y salir por la tangente. ¿Se ha sentido herida por ser leísta? Esto puede desprenderse de su reacción.

        Que el leísmo masculino haya gozado o no de reconocimiento es irrelevante. En concreto, se trata de una falacia ad verecundiam. Puesto que el latín era un idioma con mayor prestigio, dicho argumento serviría irónicamente para reprobar cualquier desviación de éste.

        Que el leísmo masculino singular esté admitido y no otros tipos tan sólo responde a un capricho de la RAE. El mismo capricho que los llevó en el siglo XVIII a imponer el leísmo y el laísmo como norma por el simple hecho de que así se hablaba en Castilla. Huelga decir que finalmente se retractaron; pero hasta la fecha ven en este fenómeno un arma arrojadiza con que encumbrarse frente a otras variedades diatópicas.

        No confunda las propiedades gramaticales, que bien establecen la distinción entre dativos y acusativos, con las idiosincrasias sociales y el prejuicio de supremacía lingüística que hasta la fecha impera en la capital.

        Un saludo.

        • Ariana dice:

          Yo también he estudiado el lenguaje querido amigo. Y dedicarte a hablar de eso en un artículo sobre animales creo que al que pone en evidencia es a ti. Criticar ppr criticar. Y todo el discurso para que se olvide que a pesar de tus grandes conocimientos sobre el leísmo te hayas pegado la gran cagada en vocabulario. No será poca capacidad para aceptar la crítica? Y por cierto, cuando algo está aceptado deja de considerarse error, que el lenguaje y la sociedad avanza, no estamos en la época del latín. Saludos

  6. Que hagan terapia adoptando a un animal no humano de los millones que necesitan adopción y que lo cuiden en casa.

  7. JJ.Or dice:

    Espero que los que no ven bien esto, tampoco tenga animales de “mascotas” en sus casas. Es más, imagino que ningún vegano tendrá animales en sus casas privándolos de su entorno y hábitat natural.

    • Hola, JJ.Or:

      Adoptar un animal no humano es ético mientras no se lo explote. Las especies domesticadas dependen contextualmente de nosotros por motivos socio-económicos. No recogerlas equivale a condenarlas. En un futuro vegano sería posible que distintas poblaciones de estas especies retornaran a hábitats adecuados.

      Usted confunde la tenencia de un hijo con el hecho de usar ese hijo para sus propósitos. Uno puede cuidar de un caballo sin explotarlo. Toda forma de explotación animal es injusta porque quebranta el principio de igualdad.

      Un saludo.

  8. Sara dice:

    Muy buenas, soy educadora social y vegana. Desde hace tiempo tengo interés en este tipo de terapias y también tengo mis contradicciones. Me parece muy interesante la reflexión, muchas gracias por la aportación. Pero tengo mis dudas acerca de si todas las terapias con animales no humanos serían especistas. Yo tengo en mi cabeza algún ejemplo (que creo que en algunos casos se da) que no me queda tan claro. Por ejemplo, en el caso de que se plantease una terapia en la que solamente se utilizasen perrxs, y el/la perrx fuera compañerx adoptadx de vida de la terapeuta y la terapia fuera beneficiosa para la recuperación del/la perrx y la de otros animales humanos. Con el objetivo fundamental de lograr un espacio de diversión, amor y respeto por ambas partes. También realizar esta terapia no desde el beneficio económico, sino emocional, social… O sea, no como una empresa, sino como una asociación sin ánimo de lucro.
    No se.. Tengo mis dudas al respecto, porque si que me interesa mucho, pero no quiero actuar en contra de mis principios y creo que me hace falta reflexionar mucho más sobre el tema para formarme una opinión firme.
    Me gustaría saber que opináis al respecto de lo que propongo, de si veis imposible que una terapia de este tipo pueda ser libre de especismo.

    Un saludo y gracias de antemano!

  9. Emanuel dice:

    Me parece que hay que analizar cada caso en particular, yo he sido testigo de como se matan a los animales cuando ya no sirven comercialmente, y estoy totalmente en contra. Pero por el otro lado en donde vivo, Buenos Aires. Existen centros de adiestramiento de perros para personas no videntes o que necesitan algún tipo de asistencia, y no son maltratados para nada. Incluso cuando se los entregan a su futuro dueño se realizan controles periódicamente para determinar el estado del animal, y si se comprueba que se le realiza alguna forma de maltrato, este le es retirado.
    En fin, no todo es blanco o negro, por lo demás estoy de acuerdo en todo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *