La enfermedad de las gallinas

Las gallinas que habitan en el santuario padecen leucosis, una enfermedad que se trasmite por contacto directo entre gallina enferma o portadora, y gallina sana, o de madres a hijos.

Se conoce poco de dicha enfermedad ya que en las granjas de  explotación extensiva o intensiva se las sacrifica directamente.

No existe cura conocida, y los tratamientos que se aplican son tratamientos sintomáticos para curar algunos síntomas, pero a veces no pueden salvarse pese al esfuerzo   que en este caso, nosotros estamos haciendo.

La pequeña Jori, con sólo 2 años ha fallecido  antes de ayer. Cuando la notamos apática y débil la llevamos al veterinario y allí murió en manos de una de las personas que más la quería, su cuidadora y amiga  Anais.

Las gallinas pueden ser portadoras de esta enfermedad sin mostrar síntomas, pero una pequeña bajada de defensas (frio, mala alimentación, estrés…) puede hacer  que estos aparezcan. Los síntomas asociados a la leucocitosis  son : dificultad a la hora de respirar, anorexia, perdida de plumaje, inflamación de hígado… Es muy importante comenzar el tratamiento nada más comienzan los primeros síntomas. Ya que si no se coge a tiempo algunos órganos pueden sufrir daños irreversibles, como en el caso de Violeta.

Violeta sufrió esta enfermedad, su hígado no funcionaba correctamente, su sangre era tóxica para ella y la provocó un daño neurológico  irreversible, ella ahora no coordina su movilidad y después de un mes de tratamiento, ha salvado su vida pero no podrá caminar bien nunca más.

Es muy importante que su alimentación sea rica y nutritiva en estos meses de frio y que sea una alimentación más grasa. En el santuario se cocina para ellas todos los días: lentejas, arroz con verduras, se les da fruta y verdurita cruda para que aporte fibra y vitaminas y sobre todo les damos aparte de sus cereales, papilla.

Las papillas que utilizamos son papillas de cereales para humanos, (sin miel), y papilla para loros bebes que aporta mucha grasa y energía, o bien la papilla de marca Harrison que es para animales en estado crítico y ayuda a su recuperación.

Es muy importante cuando sufren anorexia alimentarlas manualmente con papilla y añadir vitaminas y equinacea (para aumentar las defensas) así como añadir enzimas digestivas para recuperar el funcionamiento del aparato digestivo.

Debido a esta enfermedad en el santuario las gallinas enfermas o portadoras no podrán estar juntas con las demás gallinas. Esto nos da muchísima pena pues tendrán que estar en un parque aparte, mientras el resto de animales convivimos juntos en un espacio más grande.

Vivir en un santuario tiene experiencias increíbles, pero muchas veces te tienes que verte  con la enfermedad o la muerte. Son momentos difíciles que sólo se pueden superar si nos fijamos en ellos y tomarles como ejemplo a seguir, los animales siempre quieren vivir y ponen toda su fuerza para lograrlo.

 viol

2 Comments

  1. Mané Salinas dice:

    Hoy ha muerto uno de mis gallos de leucosis, estuvo meses sin quere comer bien, lo estuve obligando a comer y era muy desgastante para él y para mi, le vino una infestación de parásitos al final que terminaron con su vida, murió pesando apenas 700gr cuando debía pesar 2kg. Me siento muy culpable de no haber podido salvarlo de la leucosis. Si saben de alguún tratamiento preventivo les suplico me digan para que ya sigan muriendo mis aves sin que pueda hacer nada. Me duele mucho el alma. Descansa Buzarelus.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

//]]>