Hakuna y Matata

La vida de Hakuna y Matata comenzó como la de millones de gallinas:

Nacieron en incubadoras. Con tan solo unos días de vida, las trasladaron a una cinta trasportadora, como si de mercancía se tratase. Fueron separadas de sus hermanos , que murieron triturados por el hecho de nacer macho y no servir para poner huevos.

Más tarde, fueron encerradas en jaulas, hacinadas junto a más hermanas. 10 gallinas metidas en jaulas muy pequeñas, unas encima de otras, sin poder mover sus patitas o estirar sus alas.

Allí, estuvieron 2 años, quizás 3. Poniendo huevos constantemente. Perdiendo poco a poco  la vida…

Cuando sus cuerpecitos no dieron para más, cuando no salían más huevos, fueron transportadas en camión, en condiciones deplorables, a un matadero. Su final estaba cerca, serían colgadas junto a sus hermanas, boca abajo, y terminarían siendo degolladas por una sierra.

Pero en ese preciso momento, sus vidas dieron un giro de 180 grados. Justo antes de llegar al matadero, las 2 hermanitas cayeron del camión al suelo. Como sus vidas apenas valen nada para ellos,  los matarifes no se molestaron en recogerlas.

Y afortunadamente, unas voluntarias de El Hogar de Luci pasaban por allí y, por su puesto, se fijaron en esos 2 pequeños cuerpecitos, casi sin vida tirados en la carretera. Era imposible mirar a otro lado…

Y Hakuna y Matata llegaron al hogar. Ahora recuperan sus cuerpecitos desgastados por servir al ser humano. Empiezan a perder el miedo a las personas. Y por fin pueden vivir junto a más gallinitas libradas de la explotación. Pueden estirar sus alitas, picotear el suelo, y escuchar a su nuevo amigo Claudio Cantar:

HAKUNA Y MATATA BIENVENIDAS AL HOGAR. Esto es un lugar de paz. En EHL no hay ningún problema.  Es un lugar muy bonito, donde a partir de ahora viviréis. Hakuna Matata, a un lado quedaron las preocupaciones. Aquí no hay jaulas, ni barrotes. Vais a vivir en libertad.

  • Si quieres formar parte de su vida y darlas un hogar seguro donde vivir sin ser explotadas. Respetar sus derechos y cubrir sus necesidades para que puedan ser felices:

[email protected] – 635120868

Si te solidarizas con su dolor, si quieres ayudarlas y ayudarnos a rescatar a más animalitos como estas dos gallinitas, puedes amadrinarle o hacerte [email protected] de EHL.

image0043

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *