Invierno, Primavera y Verano son tres patitos que llegaron al santuario desde una granja productora de foie gras.

Unos compañeros activistas hicieron una vigilia en una de estas granjas y allí consiguieron salvar la vida de estos patitos que luego trajeron al Hogar.

Eran cuatro patos machos pero uno murió al poco tiempo de llegar. Son patos de tamaño muy grande, como suelen ser los patos que se crían en estos tipos de granjas. Están seleccionados genéticamente para comer mucho y ser grandes. Los patos de granjas productoras de foie gras son el equivalente a las broilers en la familia de las gallinas. Son un poco torpes, debido al tamaño de sus cuerpos y, por supuesto, son patos que no pueden volar.

Cuando llegaron eran algo dominantes con los otros patos. Su tamaño hacía que se impusieran frente a los demás y ellos lo sabían… pero, a pesar de seguir estando siempre los tres juntos, poco a poco fueron haciéndose amigos del resto de patitos del Hogar. Y con ellos comparten la fascinación por el agua y meterse en el estanque a sacudir las alitas.