A Tom lo encontramos caminando por el arcén de la autopista cuando íbamos en camino a otro rescate.

No podemos asegurar si se cayó de un camión o si llegó hasta la carretera solo, luego de escaparse de alguna finca. Pero eso ya no es importante, de todos modos. Ahora Tom es parte de nuestra familia. Luego de su período de cuarentena, se adaptó muy bien a su nueva vida y a sus nuevos amigos.

A pesar de que es un poco miedoso, se lleva muy bien con todos y pasa bastante tiempo con Silvia, una de nuestras patitas.

Tom es muy guapo, ¿quieres apadrinarlo? Puedes escribirnos a: [email protected] y asegurarte de que nunca más le falte nada.