Madrina: Patri, Silvia y Raquel

Padrinos: Manuel y Miguel

Fecha de nacimiento: 24 de diciembre de 2014

Terra esperaba a la muerte en un patio de una vivienda, cuando alguien se cruzó en su vida y la cambió para siempre.

Terra es un cabrito que llegó al santuario en Mayo de 2015, junto a su compañera Boira. 

Su historia arranca en un pueblo de España, donde permanecían atados junto a tres bebés de cabra más, todos de menos de 6 meses de edad.
Cinco bebés separados de sus madres. Sin comida ni los cuidados que cualquier bebé necesita. Sin paja sobre la que dormir y entrar en calor. Atados, separados, sin poder ni olerse, ni tocarse ni acurrucarse y calmar el miedo juntos.

Una chica, alertada por unos ruidos similares a lloros, descubre la triste escena, que le llega al corazón y empieza a llevarles comida, hierba fresca, siempre que puede. 

Un día, en una de esas visitas, descubre que faltan tres de las cinco cabritillas. Se arma de valor y llama a la puerta de la vivienda para saber qué ha pasado; allí le cuentan que se las han comido.

Horrorizada por el triste final que les espera a las dos cabritillas que aún quedan en el patio, intenta durante más de un mes convencer a la familia de que no las mate, de que le permita rescatarlas, y mientras busca desesperadamente un hogar seguro para ellos. Y la fortuna se pone de su parte.

Nosotros habíamos tenido que paralizar las obras del nuevo espacio para las palomas por falta de presupuesto, así que teníamos una zona del santuario, vallada, que pudimos habilitar para la cuarentena (obligada para cada habitante nuevo que llega al santuario) de dos habitantes como ellas.

Así que en este caso algo que parecía una mala noticia, la falta de presupuesto, ha resultado ser positivo, puesto que ha permitido salvar dos vidas: Boira (Niebla) y Terra (Tierra), ya están en El Hogar Animal Sanctuary, a salvo y nunca más tendrán que temer por sus vidas.

¡Bienvenidas a casa pequeñas!