Madrina: Cecilia, Cotia,Teodosia, Raquel, Margarita y Lara

Padrino: Marc 

Fecha de nacimiento: 21 de julio de 2013

Ruby llegó al santuario con apenas un mes, rescatada junto a su madre Lucille de una granja en Suiza…

Quizás ella no sea consciente de que ha escapado del cruel destino al que cada día son condenadas las de su especie.

Cuando fue rescatada, posiblemente Ruby estaría muy cerca de su final, cuando aún no habría empezado a vivir. Habría sido separada de su madre, privándola del derecho a sentir su calor, a sentirse querida y protegida, a disfrutar de la leche que su madre produce para ella.

Su destino era el matadero, ser degollada siendo aún una cría, despedazada para finalmente distribuir los trozos de lo que un día fue para consumo humano. Ese es el destino de miles de bebés como ella, cada día.

Ruby es una afortunada, por desgracia una excepción en su especie. Ni siquiera Lucille o Clara han tenido tanta suerte. Ella crece junto a su madre, saboreando la leche que es solo para ella. Duerme junto a su madre. Crece sabiendo lo que es la libertad, el amor, la protección, la paz. Juega libre. Y nunca, nunca tendrá que ser víctima de maltrato por parte de la especie humana. Nunca verá nuestra parte mala, esa que tan bien conocen las de su especie.

Hoy Ruby ya es parte de nuestra familia, y todos velaremos por su seguridad y su felicidad.

En el Hogar ProVegan, Ruby pasa el tiempo junto a su madre, aunque también le encanta interactuar con otros habitantes. Disfruta jugando con Clara, empujándose la una a la otra con la frente como si intentasen ver quién es la más fuerte de las dos, y también la persigue por el santuario para comer junto a ella, pastando apaciblemente bajo el sol. También ha desarrollado una bonita amistad con Rapunzel, la cerda ibérica, y es habitual verlas tumbadas juntas, durmiendo, o paseando por el santuario.

 ¿Sabías que… la comida favorita de Ruby son el heno y las bolitas de pienso? Desde su llegada al santuario, Ruby ha demostrado ser toda una campeona a la hora de comer.