Madrinas: Maria Luïsa , Tomasa y May

 

Rubén tiene 21 años y lo han usado para trabajar en el campo y para que los niños le montaran, Rubén llega lleno de pulgas, con los cascos deformados y con un sobrecrecimiento importante que hace que el burrito apoye los pies de forma antinatural. La falta de cuidados le ha hecho llegar a esto. Ahora Rubén ya está desparasitado y vacunado de tétanos y gripe.

En El Hogar, Rubén descubre el amor y lo que son las caricias, le encantan. Se queda inmóvil mientras le damos mimos y se nota cuanto lo disfruta. En cambio, si movemos la mano rápido por encima suyo… hace un gesto de miedo, Rubén cree que le van a pegar, como le pegaban antes, pero Rubén ya está aprendiendo que en El Hogar las manos son solo para acariciar, que nunca lastiman, Rubén es valiente y decidido, superará pronto sus miedos…

¿Quieres amadrinar a este precioso abuelito de 21 años? Escríbenos a [email protected] y forma parte de su nueva vida feliz