E.T y Malak lo han perdido todo… Estas dos gatitas han perdido a su mamá humana, una señora mayor que las ha cuidado toda su vida. La mamá de ET y Malak dejó sus pocos ahorros para que a sus gatitas no les faltara de nada, pero tras estar solas y desconcertadas en una residencia, el dinero se acabó y fueron llevadas al veterinario para que las matara. Él se negó y nos llamó. Ahora, estas dos abuelitas, viven en El Hogar, ya no tienen miedo, y se dejan acariciar y cepillar.

Seguro que la mamá de ET y Malak estaría muy contenta de ver la vida de sus gatitas en El Hogar, y saber que aquí cuidarán de sus pequeñitas como ella lo haría.