Julio

A Julio lo ataron con cadenas a la puerta de una perrera, Julio, llega a El Hogar con más de 12 años, tumores en el ano, cataratas por la edad y un soplo de corazón, Julio no tiene un control total sobre sus patitas de atrás y a veces se cae, llega en estado de malnutrición.

Mimos, curas, comida, calor y ahora Julio camina libre, sin cadenas y sabiendo lo que es la felicidad. De gran fortaleza, Julio da pasos de gigante, desde su cuerpito pequeño y pelea sin parar por recuperar su bienestar, así desde el principio Julio intenta dar largos paseos, mueve su colita e intenta ladrar. Pelearemos a tu lado pequeñito.