Madrina: Carolina 

Padrino: Carlos

Fecha de nacimiento: 1 de abril 2005

Guille es un gato adulto que vive en el santuario desde los comienzos.

Guille es otro de los gatos fundadores de esta asociación, que comenzó hace más de 8 años, en el año 2007 como «El Hogar de Luci». 

Llegó a este hogar tras recibir el aviso de un veterinario, que solicitó ayuda para sacar adelante a una camada de bebés abandonados. Elena y el resto de voluntarias tenían pocas expectativas de sacar a aquellos hermanitos adelante, tan mal estaban. Pero afortunadamente lo consiguieron y los desnutridos bebés se convirtieron en unos guapos, cariñosos y regordetes pequeñuelos, que pronto fueron encontrando una familia. Guille, había encontrado un hogar en el que vivir, pero cuando Elena le llevó y le soltó en la que iba a ser su casa, vió en él una gran transformación. De ser un gato que siempre se había mostrado cariñoso, confiado y tranquilo, se transformó en un gato aterrorizado, y Elena supo ver el miedo en sus ojos y comprendió que Guille ya había escogido una familia con la que vivir: a ella, a El Hogar.

Así que Guille volvió a aquella casita de la sierra de Madrid donde se estaban forjando tantos sueños, volvió con su familia y su querida «mami», con la que es tan cariñoso y amoroso como cuando era pequeño, sino más. Y de allí viajó hacia las tierras rojas del santuario de Marçá, para conocer el que será su hogar definitivo, junto a su gran familia multiespecie.
A pesar de que pueden salir al exterior, Guille no es un gato muy aventurero y prefiere quedarse en la habitación de Elena, esperando ese momento de descansar juntitos.

En estos años Guille ha vivido sabiendo que los humanos no son un peligro para él y sintiéndose protegido, pero aún así siguen sin gustarle mucho los desconocidos y prefiere mantener las distancias hasta que coge confianza

Cada uno es como es y Guille es así, un gato lleno de amor que sólo regala a quien le apetece.