Madrina: Raquel

    El 20 de septiembre llegó Chelo a El Hogar.

    Es un corderito que lo encontraron aún con el cordón umbilical, con apenas cinco días de vida, corriendo por una carretera donde corría peligro de ser atropellado. Dos desconocidos, un hombre y una mujer, que viajaban en distintos coches, se pararon para poder cogerle. La mujer, que es vegana, se lo llevó a su casa y se puso a buscar santuarios. Pronto empezaron a contactar con ella ganaderos que querían al pequeño para explotarlo y, seguramente, acabar como comida de alguien. Y eso su rescatadora no lo iba a permitir.

    En cuanto El Hogar Animal Sanctuary nos ofrecimos a ir en su búsqueda rápidamente, ella lo aceptó sin dudarlo.  Su destino iba a cambiar por completo. El pequeño Chelo no conocerá la explotación ni el maltrato, y crecerá feliz en El Hogar.

    895 km nos separaban de Chelo y dos voluntarias cruzaron España para salvar al bebé, desde Las Tierras de Paz hasta Trujillo (Cáceres).

    Con solo unos días que lleva con nosotras, ya nos ha robado el corazón con su dulzura. Ahora ya está en un sitio seguro donde nosotras le vamos a dar todos los cuidados y atenciones que necesitan los bebés. Va a crecer felizmente rodeado de un montón de hermanos, amigos y mamás.

    Su nombre es en memoria de Consuelo Polo, activista por los derechos de los animales durante décadas, en Madrid y a lo largo del territorio español. Fundó la Organización Alternativa para la Liberación Animal en los años 80. Ella es parte importante de la historia de quienes defendemos a los animales.

    Puedes ser parte de su vida, amadrina al bebé Chelo y ayúdanos a cuidar de él. ¡Disfrutarás viéndole crecer! Escríbenos a: [email protected]