Fénix, un nuevo comienzo

Hace pocas semanas, El Hogar daba la bienvenida a un nuevo miembro, rescatado gracias a la intermediación de dos personas que contactaron con el santuario para salvar su vida. Esta es la historia del pato Fénix.

Fénix vivía en un corral junto con otros tres patos y varias gallinas que eran sus únicos amigos en aquel lugar de explotación. La valla que cercaba el recinto reducía su mundo a aquel pequeño espacio, pero no sirvió para impedir el acceso a una perra que un día saltó al interior para atacarles, dando muerte a todos ellos, excepto a Fénix, que presenciaba la escena aterrorizado. Él fue el único superviviente, quedando muy malherido física y emocionalmente por la traumática experiencia. En ese estado, su vida ya no tenía ningún valor para su explotador, quien lo introdujo en un saco con la intención de deshacerse de él, argumentando que no tenía tiempo para curas y tratamientos diarios.

Afortunadamente, había dos humanas allí presentes que se hicieron cargo de Fénix en ese mismo momento. Ellas lo trasladaron al veterinario para un primer reconocimiento de sus lesiones y posteriormente buscaron para él un Hogar seguro donde vivir lejos del sufrimiento y la opresión, un Hogar donde recuperarse de las heridas de su cuerpo y de su corazón, un Hogar donde ser amado y respetado hasta el final de sus días.

Y así fue como Fénix llegó a El Hogar de Luci para comenzar a disfrutar de su nueva vida en libertad. Aún convaleciente de los numerosos puntos de sutura que le fueron practicados para tratar los nueve desgarros que presentaba repartidos por su pequeño cuerpo, Fénix es ya el superviviente de su propio destino y ahora, por fin, ya está en casa.

Hoy su vida le pertenece y aquí tiene el amor de una gran familia que cuenta su historia a quién quiera escucharla porque ahora él es el embajador de millones de individuos de su misma especie que siguen siendo víctimas de la explotación en granjas de producción de carne, paté, huevos o plumas.

Si crees que la vida de alguien como Fénix es importante y quieres verle crecer feliz en el santuario, puedes apadrinarle ahora y crear así un vínculo especial que os unirá para siempre. Solo tienes que escribirnos: [email protected]

Y si quieres participar de cada rescate y formar parte de esta familia multiespecie, estés donde estés, puedes hacerte socio y unirte a la campaña “Yo también soy El Hogar de Luci”: https://on.fb.me/14uWJLr

fen2 fen

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

//]]>