Wendolin, víctima de una moda

Los seres humanos , a veces tenemos poca personalidad, nos gusta parecernos a… normalmente al guapo/a de moda que  aparece en los medios de comunicación.

Si este personaje, además es carismático y nos presenta un comportamiento inusual, es seguro que será el comportamiento mas imitado de los últimos tiempos. En este caso que nos concierne, sin duda repercute como tantas veces, en los animales.

Hace unos años apareció el actor George Clooney con un cerdito vietnamita de mascota como compañero de piso, promoviendo este tipo de mascotismo.

-¡Oh dios! – Pensamos todas las que llevamos tiempo luchando por ayudar a los animales abandonados.

-Este cerdito cae simpático a la gente, y eso es muy peligroso-.

Y tanto, tan peligroso como la ignorancia y la falta de responsabilidad de la gente que adquiere (encima lo suelen comprar y mercadear con un bebé que siente) un animal, sin informarse antes de cómo es, que necesita y como será cuando crezca.

Y los resultados de esta moda de tener un cerdito viviendo en una casa, en un piso, en una ciudad…empiezan a aparecer varios años después.

Abandonos, inyecciones letales en veterinarios, maltrato, aislamientos y confinamientos en sitios crueles… Y como era de esperar, las administraciones no están preparadas. Si ni siquiera pueden albergar a tantos perros y gatos que están sin hogar,¿cómo esperamos que preparen instalaciones adecuadas y protocolos sanitarios responsables para este tipo de animales?

Una vez mas, miles de animales están pagando las consecuencias de las imprudencias del ser humano.

Y las asociaciones animalistas no podemos ayudar a tantos seres en situaciones extremas que están necesitando ayuda o morirán.

Es raro el día que no recibimos un aviso, por teléfono o email, de un cerdito vietnamita que ha crecido y la familia ya no lo quiere acoger.

Y nos dicen, y sabemos, que no hay ningún lugar en España para darles ese cobijo que les salvaría de una muerte tan injusta.
Pero EHL somos una ong modesta, tenemos pocos recursos y no podemos acoger a mas…

Wendolin, esta belleza de piel oscura y sonrisa agradecida, es la cerdita que hemos podido salvar. Miramos su forma de andar, sus ruidos de placer al hociquear buscando comida. Su tripita boca arriba dejándose rascar… Y soñamos que un día  ya no llaman para decirnos que alguien va a morir. Que todos los animales viven en paz. Que no tenemos que llorar al colgar el teléfono imaginándonos caritas de desespero…. Pero dejamos el embrujo de su mirada y volvemos  a la realidad: Wen ha tenido mucha suerte,  vivirá para el resto de su vida de la forma mas segura y natural que podamos ofrecerla. Lucharemos a su lado para protegerla y darle lo mejor. Para que sea feliz y se olvide de la vida de maltrato que ha tenido y los horribles lugares que ha conocido.

En el Santuario-Escuela de EHL, somos muy poquitas personas, hacemos poquitos rescates, tenemos poquito terreno, pero para ella, ese poquito, es un trozo de cielo.

Su mundo entero.  Somos su familia y su sustento.

Si quieres conocerla, ayudarla, cepillarla, acariciarla, tumbarte a su lado. Traerla fruta rica y bellotas que para ella son un caramelo, puedes amadrinarla o hacerte [email protected] de EHL, y así entre [email protected] quizás podamos salvar a mas compañeros que esperan en algún sitio horrible, sin ninguna esperanza ni consuelo.

[email protected] – 626063469

www.elhogarprovegan.org

Síguenos en Facebook , todos los días noticias!!!  https://www.facebook.com/?ref=logo#!/SantuarioEHL

wendo

 

2 Comments

  1. Inés says:

    Hola!
    Yo tengo conmigo una cerdita vietnamita acogida de una perrera, venía con un carácter muy arisco y poco sociable debido a todo lo que tuvo que sufrir… También venía muy obesa ya que le daban pienso de engorde, y aunque ha adelgazado un poquito, no lo suficiente (tiene los ojos cubiertos por pliegues, no llegamos a vérselos y la barriga le llega al suelo, es terrible…) y no sé qué hacer. No consigo sacarla de paseo porque es intentar ponerle la correa y se asusta mucho (la dejaron atada a una farola cuando la abandonaron y estuvo allí por lo menos una semana). No sé si podéis darnos consejos, derivados de vuestra experiencia, hay mucha falta de información con respecto a esta especie y falta de veterinarios que sepan tratarlos.
    Cuando me enteré del caso de Wen quise echarle una mano pero no tengo medios económicos y sólo podía ofrecerle un trozo de huerta y una camita de paja en compañía de nuestra Luísa :p Me alegro de que haya acabado en tan buenas manos!! Muchas gracias por darle una oportunidad tan maravillosa!!

  2. adminsantuario says:

    Hola Inés.
    Madre mía, ¡una semana atada a una farola!?? Increíble…Espero que con el tiempo vaya suavizando su carácter, también es cierto que los cerdos vietnamitas tienen bastante temperamento y son muy orgullosos.
    Para ayudarle a perder peso, intenta no darle pienso, si no frutas y verduras, puedes pedirle a tu frutería de confianza las que vayan a tirar. Y si tienes un huerto, no le pongas la comida en un plato,déjasela por el suelo, por aquí y por allá, que tenga que levantarse y buscarla ella solita.
    Muchos besos!

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

//]]>