El llanto de las vacas

Si alguna vez pasamos lo suficientemente cerca de una granja lechera probablemente oiríamos uno de los sonidos más horribles que puedan existir y si entramos a ver qué ocurre, no lo olvidaríamos jamás, porque no hay en el mundo un momento más lleno de dolor que la separación de una madre y su bebé.

En la industria láctea esto es común.

Imaginemos por un momento que una de esas mamás se llama Elisa.

Elisa es una vaca suiza que fue seleccionada genéticamente, criada lo más rápido posible gracias a hormonas de crecimiento y transportadas hacia un lugar donde va a vivir hacinada durante toda su corta vida, siendo inseminada artificialmente y separada de sus bebés recién nacidos una y  otra vez hasta que la producción de leche disminuya. En ese momento será transportada al matadero para terminar con su vida.

Elisa padecerá problemas en sus pezuñas debido al suelo de cemento y mastitis como consecuencia del ordeño mecánico al que se verá sometida cada día hasta que su cuerpo ya no pueda ofrecer más a la industria que la explota.

ordeñogranja

Amastitis

Ainseminación

Las hijas de Elisa padecerán su misma suerte mientras que sus hijos serán encerrados en pequeños habitáculos; donde no podrán moverse, para que no desarrollen sus músculos y alimentados con una dieta baja en hierro. Todo esto para que su carne sea blanda.

Quizás sea necesario que os explique cómo es Elisa.

Elisa es sociable, necesita y disfruta de la compañía de individuos de su misma especie y tiene una personalidad propia.

Ella es capaz de distinguir a 100 individuos diferentes y si tuviera la posibilidad de formar un grupo familiar elegiría a su líder por su inteligencia.

Elisa escoge a sus mejores amigas y las lame con cariño, pero sobre todas las cosas Elisa es una mamá entregada que forma fuertes lazos con sus bebes nada más nacer.

Por desgracias hay millones de Elisas en el mundo porque Elisa es cada una de esas vacas explotadas para la producción de la leche. Todas ellas son individuos únicos e irrepetibles y la suerte de cada una de ellas depende de que tomes una pequeña decisión en tu vida y dejes de consumir estos productos.

Aternero

Desde El Hogar Animal Sanctuary informamos a la sociedad de lo que ocurre detrás de las industrias alimentarias y otros sistemas de explotación animal, sólo teniendo la información correcta podemos tomar las decisiones acertadas.

Difunde este artículo y colabora con la asociación haciéndote socio, entre todos llevaremos la información más lejos
[email protected] www.elhogarprovegan.org – facebook.com/ElHogarProVegan

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

//]]>