Ayuda a los gatos sin hogar

Estamos acostumbrados a oír que el pelo es el abrigo de los gatos. Pero, ¿es este abrigo suficiente? Muchos de vosotros pensaréis que sí, dado que tenemos la idea de los gatos callejeros, que sobreviven a las bajas temperaturas de los inviernos sin aparente refugio. Lamentablemente, la realidad es otra.

Pensad ahora en los gatos que viven en vuestros hogares y recordad cuál es su sitio favorito para echarse la siesta: al lado de la estufa, debajo de una manta, sobre nuestras rodillas, apelotonados unos sobre otros… es decir, que incluso en el calor de un hogar, buscan subir aún más su temperatura. Y, volviendo a los gatos callejeros, ¿es frecuente ver gatos muy veteranos entre ellos? De manera excepcional, algunos alcanzan a ser senior, pero lo normal es que la gran mayoría “desaparezcan” con unos 5 ó 6 años de vida, como mucho, debido a las condiciones extremas que se ven obligados a soportar, entre ellas, el frío.

gatofrío3

Desde luego, su pelo les ayuda, mientras son jóvenes, a sobrellevar de mejor modo el invierno, pero la lluvia, la humedad del suelo, las heladas, calan hasta los huesos, y todo ello debilita su sistema inmune y, sobre todo, sus ganas de luchar un día más por la supervivencia.

Nosotros los humanos podemos echar una mano a estos pequeños construyendo para ellos refugios económicos y fáciles en los que ellos puedan guarecerse. En la red son muchas las ideas que nos podemos encontrar al respecto, pero los materiales más aislantes y resistentes son el poliestireno, el plástico y el cartón.

g1

Nuestro mejor aliado, a la hora de construir un pequeño refugio, serán las tiendas de descuento o los coloquialmente conocidos como “los chinos”, donde podremos adquirir neveras de poliestireno a las que dar forma a nuestro antojo para adaptarlas a las condiciones de la colonia de gatos a la que nos queramos dedicar. Una vez recortada y adaptada, podemos bien forrarla con cinta de embalar, para hacerla impermeable, bien introducirla en una caja de cartón, para aumentar la temperatura en su interior. Es recomendable hacer una especie de visera o porche para que, en caso de lluvia, no entre el agua dentro e, incluso, puedan colocarse recipientes de agua y comida. Éste podría ser el resultado:

g3

Una manta de microfibra es el colofón perfecto para que puedan pasar las noches calientes y a salvo.

Si no encuentras neveras de poliestireno, puedes guardar los trozos de dicho material que conservan prácticamente cualquier producto embalado que compres, y rellenar con ellos cajas de plástico o cubos, como los de la imagen (dos cubetas de plástico recortadas, invertidas y sujetas con presillas), que pueden servir para alojar a animales más grandes, si sabes que en tu zona también viven perros en las calles.

cubetas

Como ves, no es fácil vivir en las calles, y para nosotros no es difícil ponerles un poco de calor en sus vidas. Si crees que en tu zona hay una colonia necesitada, no dudes en consultar con cualquier asociación de la zona que te brindará los consejos para ayudarles.

Desde el Hogar ProVegan queremos agradecer a todas esas personas que cuidan de los gatos sin hogar. Ánimo y fuerza para todos ellos, porque sabemos lo duro que es vuestro activismo pocas veces reconocido.

g4

Enlaces de interés:

Aula animalEl rincón del gatoEsperanza felinaGatos en casa, refugioGatos en casa, refugio en el campo

1 Comment

  1. Carolina dice:

    Muy interesante gracias =(^.^)= <3

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.