Alfonso

Alfonso es un gallo que ha sufrido un horror inimaginable. Fue obligado a pelear a muerte con otros gallos, le recortaron las barbillas y la cresta soportando intensos dolores, y en su lucha por sobrevivir sus ojos se quedaron ciegos. Llegó al santuario en un estado lamentable, desorientado, desnutrido y con el cuerpo roto.

Hoy, adaptado a su ceguera, disfruta de una vida tranquila y cuando le oímos cantar sabemos que la verdadera oscuridad en su vida, la que da miedo, ha quedado atrás, lejos, en el pasado.

Más información sobre las peleas de gallos, aquí:
https://www.elhogarprovegan.org/blog-del-santuario/2013/03/19/peleas-de-gallos/

Si quieres colaborar con nosotros, escríbenos: [email protected]

181021_514136525310870_551491149_n

1 Comment

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

//]]>