Alergia a gatos y perros. Posibles soluciones

Cuando se dice que una persona es alérgica a los gatos, en realidad lo que se expresa es que es alérgica a la proteína FelD1, presente en la saliva, orina, heces, y grasa de la piel del gato; también en las vísceras del animal, pero eso nos incumbe menos.

La presencia de esa proteína es mayor en los machos y se reduce notablemente si tanto estos como las hembras son esterilizados, puesto que la secreción de la proteína tiene mucho que ver con las hormonas y la misma está muy presente en la sustancia que ellos y ellas utilizan para “marcar”. En ningún caso desaparece.

La proteína, pues, estará presente en el pelo del gato de dos maneras: a través de la grasa que segrega la piel y, sobre todo, a través de la saliva del gato, que es transferida al pelo en su aseo diario.

alergias

Si no eres asmático/a, controlar la alergia no es difícil con esta serie de sencillas medidas:

1) Es ALTAMENTE RECOMENDABLE que las personas alérgicas, si están decididas a convivir con un gato, adopten a uno de PELO CORTO, porque de esa manera garantizarán una menor presencia de la proteína en el ambiente. Cuando el pelo vuela por la habitación, también lo hace la proteína, que al secarse pulula libremente como el polvo, los ácaros y demás. Si el pelo es largo, habrá más partículas alergénicas en cada uno de ellos, lo que multiplica su presencia.

Normalmente, los animales de pelo largo, suelen perder más pelo, porque se enreda más, se engancha, se cae… Y, sobre todo, requiere de un mayor mantenimiento. Un gato de pelo corto puede requerir, como mínimo, un cepillado semanal, mientras que un gato de pelo largo puede requerir un cepillado diario.

2) Cepillar al animal una vez por semana con un cepillo del estilo de Furminator, porque elimina el pelo más profundo, el que está en contacto directo con la grasa y con la proteína alergénica y, por tanto, este pelo no se va a quedar repartido por toda la casa. Puede ser recomendable el uso de mascarilla.

3) Tras el cepillado, es recomendable utilizar alguno de los productos disponibles en el mercado que untados una vez por semana por todo su cuerpo, encapsulan la proteína y evitan que éste pulule libremente por el ambiente, reduciendo así notablemente los síntomas alérgicos.

4) Aspirar bien la casa una vez por semana. Todo ese pelo que el Furminator no se haya podido llevar va a empezar a hacer buenas migas con el suelo y el polvo de la casa. En este sentido, conviene evitar las alfombras y moquetas, porque son elementos que tienden a almacenar alérgenos, o limitarse a alfombras de bambú sin pelo, fácilmente aspirables. Hay aspiradoras especialmente diseñadas para limpiar el pelo de las mascotas, e incluso para filtrar los alérgenos, como las de Dyson, que facilitan la vida sobre todo en el caso de los asmáticos.

5) Alimentación rica en Omega-3 y Omega-6 para el gato. Ayuda a que tenga el pelo hidratado y evita la dispersión del alérgeno a través de la caspa, reduciendo la alergia. Hay piensos específicos que son ricos en este tipo de oligoelementos, o se pueden utilizar complementos alimenticios para que no haya que cambiar el pienso habitual.

6) Procurar que el gato no entre en el dormitorio. Esta medida ayuda al alérgico a dormir mejor porque evita que se sufra rinitis alérgica durante la noche (que hace que cueste más respirar), lagrimeo y picor de ojos, etc. Además, se garantiza así tener un lugar de “respiro” en caso de ataque alérgico, donde poder refugiarse para recuperarse.

gatos

7) Antihistamínicos. Mucha gente se acostumbra al alérgeno concreto de su animal al cabo de uno o dos meses de convivencia y reduce drásticamente los síntomas de la alergia. Durante las primeras semanas de convivencia, que son las más duras, conviene ayudarse de antihistamínicos para que se haga mucho más llevadera la convivencia gatuna. Tras la primera época, se aconseja tenerlos a mano para cuando se produzcan picos, porque hay momentos del año en los que el gato produce más grasa, o que la alergia a la proteína se combina con otras alergias, como a los pólenes, y se agudizan los síntomas, pero suelen ser momentos puntuales.

En el caso de ASMA ALÉRGICA (estos datos son ORIENTATIVOS E INFORMATIVOS. En el caso del asma alérgica se ha de acudir al médico y que sea él quien haga las pruebas y recete. Lo aquí expuesto se basa en una experiencia concreta y en ningún caso se pretende que se siga sin supervisión médica. Sólo se pretende dar un avance de lo que una persona con asma alérgica se puede encontrar al acudir a un médico por este motivo).

8) Se recomienda la visita al alergólogo para que ayude a tomar medidas al alérgico. Lo habitual es que, al comentar que se es alérgico y asmático y se tiene gato, el médico diga automáticamente que la persona se ha de deshacer del gato. Por ello, es recomendable no dar muchas explicaciones acerca de las circunstancias en las que se tiene el gato, no decir cosas como “soy alérgico y quiero tener un gato”, sino más bien “de repente tengo alergia a mi gato cuando nunca la he tenido” o “vivo con mi novio/a que tiene gato y soy alérgico”.

DESHACERSE DEL GATO NO ES OPCIÓN, primero porque es un ser vivo que siente y quiere ser feliz, segundo porque gato y humano sufren en la separación y, sobre todo, porque se puede convivir con él, aunque en ocasiones sea un poco molesto: lo hemos comprobado en primera persona una alérgica y un asmático. No hay que ser alarmistas ni dejarse llevar por la información catastrofista, en muchas ocasiones mitificada, que nos da el médico.

Otra opción es, si no estoy de acuerdo con las opciones que me da el alergólogo, recurrir a otro que considere como opción seguir conviviendo con el gato o el perro.

9) Lo primero que suele hacer el médico es realizar pruebas de alergia para saber el nivel de IGC.

10) Una vez comprueba que hay reacción, puede que prescriba Symbicort. ¡OJO! Este medicamento se ha de tomar bajo estricta supervisión médica, y comprarlo con receta, porque cuesta alrededor de unos 70€, con ella 10€. Contiene corticoides, por ello no es recomendable que lo tome cualquier persona sin hablar con su médico. Es un tratamiento, no una medida de rescate, esto es, que el médico lo prescribirá para tomar durante uno o dos meses, cada 12hs, no sólo cuando haya síntomas. La medida de rescate será, por ejemplo, Ventolín.

comi

11) En el caso concreto de asma, se recomienda instalar un BUEN purificador de aire en casa. Los Airfree no son demasiado caros, no requieren de mantenimiento y pueden reducir los síntomas de asma, pero como contrapartida requieren funcionar de forma ininterrumpida en una misma habitación durante unas 3-4 semanas para que se haga eficaz su efecto.

Los IQAir son mucho más inmediatos pero cuestan unos 1.000 euros, y sus tres filtros requieren ser sustituidos periódicamente (cada dos-tres años), aunque su eficacia es indiscutible y, para casos graves, impepinables.

12) No consumir leche de origen animal. La leche de vaca, de cabra, etc. contiene caseína, que contribuye en un gran porcentaje a las acumulaciones de mucosa que son causantes, entre otras, del asma. La eliminación de la leche de origen animal y su sustitución por leches vegetales como las de soja, avena, avellana, arroz, etc., reducen drásticamente los síntomas del asma alérgica.
OTRAS SOLUCIONES (éstas han sido recomendadas por gente cercana a nosotros, probadas por ellos, pero no por nosotros):

13) Homeopatía: hay medicinas naturales que pueden sustituir los corticoides y los antihistamínicos. Es cuestión de consultar con un buen homeópata y que os guíe personalmente a la mejor solución.

14) Acupuntura: muchas personas han encontrado alivio sintomático notable en la acupuntura.

Y creo que eso es todo. Sobre todo es importante ser paciente, porque el comienzo del periodo de convivencia es bastante duro, pero si se aguanta el primer tirón y el cuerpo se adapta al cambio, se verá que convivir con un gatito es una experiencia preciosa y muy, muy feliz.

Esperamos haber sido de ayuda. ¡Suerte!
(Texto: Elena y Raúl, revisado por María Sola, veterinaria de El Hogar Animal Sanctuary)
Para más información:

[email protected]

ringouapo

12 Comments

  1. Ruth dice:

    Me parece un artículo estupendo y de mucha ayuda pero tengo una duda. Yo tengo dos perros que considero de pelo largo (les tengo que llevar a la pelu), en concreto 2 Schnauzer, y no sueltan a penas pelo, no más que una persona. Sin embargo, he tenido una perrita de acogida de pelo corto, una cruce de bodeguera, y tenía sus pelillos por toda la casa, cojines, sofá, almohadas… Afortunadamente en mi casa no hay nadie alérgico, pero no entiendo bien “cómo funciona” después de leer vuestro artículo.
    Gracias,

    • Elena Castro dice:

      El artículo se refiere al pelo de los gatos, porque dada su actividad y demás, con igual cuidados, es habitual que los de pelo largo suelten más cantidad al cepillarlos, lamerse ellos mismos, etc.

      Pero está claro que siempre hay que adaptarse a las circunstancias concretas de cada uno y ver si, como dices, un perro de pelo corto suelta más pelo que uno de perro largo. También importa la densidad del pelo, porque si es fino flotará más por el ambiente, junto con los alérgenos, que si es duro y grueso, que tiende a pegarse más en los textiles o quedarse por el suelo. Incluso con el un perro de pelo largo uno puede sentir menos alergia que con uno de pelo corto simplemente porque la proteína de su piel no despierte la reacción de su cuerpo tanto como el otro.

      ¿Cómo solucionar esto? Una posible manera sería tratar de tener contacto con el animal en repetidas ocasiones antes de la adopción (siempre adopción, por favor, no compremos animales), incluso hay asociaciones que necesitan acogidas, por lo que podemos convivir con el perro en acogida antes de la adopción para ver cómo va reaccionando nuestro cuerpo. Lo habitual es que nos habituemos al alérgeno. Mi pareja pasó muy mal los primeros 15 días de convivir con una gata, pero hoy casi ni se entera de lo que supone, y convivimos con una perra y 4 gatos.

  2. Sarai dice:

    Ruth, porque en el caso de los perros a lo que se le suele tener alergia es a los epiteliales, que es la piel del perro. Las células muertas que van cayendo al suelo y que son tan pequeñas que tb se quedan en suspensión. Yo soy alérgica a los perros y tengo dos también, dos podencos, una mini de pelo corto y uno mediano de pelo largo.
    Yo os paso un artículo que escribió mi novio, David Jaime Vall, para la web Sr.Perro y que va de cómo lo hacememos nosotros con el tema de la alergia. Lo escribió y lo publicaron en esa web también con la intención de que no se abandoran perros por estos temas..se puede convivir con ellos, mi prueba es el vivo ejemplo. Y yo SI tengo asma.
    Os dejo el artículo por si sirve de información adicional y más específicamente orientada a los perros:
    https://www.srperro.com/consejos/salud-perruna/consejos-practicos-para-convivir-con-un-perro-si-tienes-alergia

  3. Me gusta mucho leer vuestro blog, mi perro se llama Dina, es un cachorro y creo que está desarrollando algun tipo de alergiia

  4. Esther dice:

    También se puede acudir a un médico especialista en alergias. Algunos de estos médicos, basándose en la teoría de que las alergias son bloqueos emocionales que se han asociados a estímulos, en este caso animales, disponen de unos aparatos para descondicionar la alergia.
    Conozco a gente que en dos sesiones le ha desaparecido la alergia.Espero que os sirva de utilidad.
    El abandono del animal no es la solución.

  5. Sara dice:

    estoy completamente de acuerdo, yo sabia que era alérgica, aun así, quería tener un gato, cuando lo adopte, las primeras semanas fueron horribles, me acercaba a el y los ojos me picaban, la nariz, no podía respirar bien, pero me acostumbre y no se esos síntomas desaparecieron, hay días que estoy mejor que otros de la rinitis, pero lo controlo con antiestaminico, con lo cual el abandono no se justifica por una alergia, y si no que me lo digan a mi, solo hace dos años que tengo a mi peludo en casa pero vamos me moriría sin el, un abrazo!

  6. Maria del Mar dice:

    Hola! Es la primera vez que leo tu blog, pero me parece super interesante. Tengo una pregunta, resulta que acabo de adoptar una gatita, aunque en casa tengo dos perros y otro gato. Mi novio es alérgico a los ácaros, y claro. pues el gato sobretodo que está dentro de casa pues le da un poco de alergia… Para los sofás y esas cosas existen sprays anti ácaros. Existe algo parecido que no sea toxico para los gatos y que se les pueda poner de vez en cuando? Lo que he pensado es bañarla más habitualmente pero no se muchas más soluciones… ¿Qué me recomiendas?

  7. ros dice:

    Soy una persona muy alergica a varias cosas. La alergia no es ninguna tonteria. Exceso de moco que se va a los oidos, se infecta, produce otitis muy dolorosas… en 2 ocasiones he sufrido perforacion de timpano por algo asi… con aletgias asi, hay que incharse de medicamentos ,- por sinusitis, otitis, asma, etc… – cuando lo ideal es que reduzcamos lo maximo posible medicamentos tedtafos en animales….juzgar como haceis tajantemente que reubicar al gato en otro hogar no es una opcion, me parece insensato, cruel y de mal gusto. La salud de todos los animales es la prioridad.

    • Elena Castro dice:

      Ros, si padeces ese tipo de alergia, lo más sensato es no adoptar a un animal. Pero si después de todo quieres arriesgarte, que sea asumiendo todas las consecuencias, y una de ellas ha de ser no devolver al animal. Porque devolverlo no tiene repercusión únicamente en su vida, que ya es suficiente, puesto que la capacidad emocional de un animal es mayor de lo que un humano se empeña en creer, y probablemente se le marque para el resto de su vida, sino que también repercute en los animales que se dejan de rescatar por la reubicación de ese gato.

      Los medicamentos recomendados por la medicina tradicional no son hoy los únicos medios de vencer las alergias, y dentros de estos, existen medicamentos testados y medicamentos no testados, Entra dentro de la responsabilidad de cada uno esforzarse o no lo suficiente para salvar todas las vidas posibles y no “deshacerse” de un miembro de su familia. Mi pareja y yo optamos por serlo, y hoy por hoy ninguno de los dos tomamos ya medicación alguna, sólo usamos un purificador de aire. Quien quiere, puede. Quien no, busca excusas.

  8. silvia dice:

    Hola, me ha encantado vuestro post porque yo estoy en una situación un tanto desesperada.Mi novio y yo nos fuimos a vivir juntos hace 4 años, yo entonces tenía un gato que tiene ahora 12 años, y convivimos el primer año sin problemas. Recogimos a otros 2 gatitos de 2 meses de la calle, y los 2 primeros años vivimos con los 3 sin síntomas. mi novio empezó entonces a ponerse enfermo, moqueando, ojos llorosos, síntomas de catarros continuos… Fue al médico y le dijo que tenía alergia a los gatos según todas las pruebas. Se ha ido poniendo peor y peor, hay días que casi no respira, la pastilla de la alergia le deja noqueado y no puede casi ni levantarse. he probado vetriderm, no tengo alfombras ni cortinas, ni tejidos apenas en casa, he cambiado a una aspiradora especial de alérgicos, los gatos están castrados (2 machos y una hembra). Y hoy se ha puesto tan malo que se ha tenido que ir de casa… Me parte el corazón y no sé qué hacer, de verdad. Nuestros gatos son parte de la familia, eso clarísimo, pero él también, y su salud. Cualquier otra cosa que podáis sugerirme, alguna alternativa que pueda ayudar, os la agradezco.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

//]]>