Abrir los ojos

“Uno de mis recuerdos más tempranos es el de las vacaciones en la granja de mi tío George donde vivía rodeado de animales interesantes. Todos ellos “daban” algo: el caballo de la granja tiraba del arado, el caballo más pequeño tiraba del carro, las vacas “daban” leche, las gallinas “daban” huevos y el gallo era un “despertador” muy útil; no me daba cuenta en ese momento de que también tenía otra función. La oveja “daba” lana.
Nunca podía comprender qué “daban” los cerdos pero parecían criaturas tan amistosas… siempre alegres de verme. Entonces, llegó el día en que uno de los cerdos fue matado: todavía tengo recuerdos vívidos de todo el proceso -incluyendo los gritos. Por supuesto… decidí que las granjas -y los tíos- tenían que ser reevaluados: la idílica escena no fue otra cosa que muerte en cadena, donde los días de cada criatura eran numerados en el momento en el que dejaban de ser útiles para los seres humanos.” Donald Watson

¿Y tú? ¿Cómo fue que llegaste al veganismo? ¿Leíste algo que te hizo reflexionar? ¿Viviste una experiencia que te impactó? ¿O bien tuviste siempre la capacidad de empatizar más desarrollada que los demás? ¡Cuéntanos tu experiencia!

Te recordamos que hoy inauguramos esta nueva etapa de cambio a mejor para los animales ¿participas?

https://on.fb.me/XK8rPK

529543_10200889603384166_1088854888_n

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

//]]>